•   Las Vegas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las paradojas del boxeo. Hace un año Román “Chocolatito” González caía noqueado ante Srisaket Sor Rungvisai en Carson, California, meditando seriamente el retiro. Anoche, regresó al ring y fulminó a Moisés Fuentes en el quinto asalto. Una derecha descomunal del nica, precisa como un reloj suizo, dejó tendido al azteca, desorientado, con un baño de sangre adornando su rostro y sin poder ponerse de pie por sus propios medios.

Fue un gran regreso del tetracampeón. Eso sí, su equipo de trabajo debe llevar las cosas con calma. Cumplió con triunfar  y a eso le puede sumar que lo hizo de gran forma, sin embargo, aún no está listo para retar a peleadores como Juan Francisco “El Gallo” Estrada, Kazuto Ioka, Khalid Yafai o el monstruo tailandés Sor Rungvisai. “Chocolatito” debe recuperar su nivel poco a poco. Anoche demostró destellos del Román de antes, ejecutando combinaciones largas, disparando golpes desde todos los ángulos. Utilizó mucho el jab para abrir la guardia del mexicano. Un detalle a mejorar: la velocidad. González subió muy pesado en 132 libras. Siendo tan pequeño no puede permitirse tal cantidad de libras al momento del combate.

A continuación presentamos el round por round de la exhibición del tetracampeón mundial nicaragüense. 

Primer asalto 

Chocolatito empieza muy cauteloso, utilizando el jab de izquierda para abrir la guardia de Fuentes y conectar el gancho y upper de izquierda al mentón. Prueba Román a ver qué trae Fuentes. Positivo asalto del nica en el arranque del combate, adjudicándoselo fácilmente 10-9.

Moisés Fuentes no pudo resistir el golpeo del “Chocolatito”. AFP\END

Segundo asalto

Brutal despliegue ofensivo del “Chocolatito”.  Román saca su arsenal de recursos, la izquierda a la cabeza del mexicano hace daño letal, hasta provocarle un corte en la ceja derecha de Fuentes. Román con muchísima precisión, sin desperdiciar golpes, muestra puntería de francotirador. 

Tercer asalto

Dominio total del “Chocolatito”. Se agrava el corte de Fuentes y el manantial de sangre desciende en su rostro. La mano izquierda de Román hace un daño descomunal. Golpes al hígado, al rostro, en forma de recto y cruzado, desde todos los ángulos le llueven los golpes al mexicano.

Cuarto asalto

Precisión y contundencia definen perfectamente al “Chocolatito”. No desperdicia golpes el nica, lleva la iniciativa del combate, arrincona a Fuentes y castiga con disparos desde todos los ángulos.

 

Quinto asalto

El fin está por llegar. Sale Román en busca de Fuentes, le arrincona, y en un cruce de disparos, una izquierda y una derecha brutal al mentón fulmina a Fuentes, quien se quedó tendido en la lona sin respuestas. 123 golpes a la cabeza y 26 al cuerpo respaldan la destrucción del pinolero. Grandioso regreso de la leyenda.