•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué hacen en una biblioteca libros de ingeniería junto con otros de historia, literatura, ciencias, cine y deportes? La búsqueda del raro personaje conduce hacia Bayardo Cuadra, muy apreciado por todos los que lo conocen en esta convulsionada sociedad, y quien el próximo sábado 22, en ceremonia programada para las 9:00 a.m.

en el Hotel Crowne Plaza, ingresa al Salón de la Fama de nuestro deporte. “Fue una escogencia apropiada y fácil”, dice el presidente del Salón y también del Comité Olímpico, Emmett Lang Salmerón, satisfecho de la “Promoción Alexis”, en la que además de Bayardo, entrarán Adonis Rivas, Carlota Green, Fanny Solís, Genaro Llanes, Martín Fletes, Luby Rodríguez y Walter Martínez. Todos ellos, aprobados por el Comité de selección del Salón después de ser sometidos a evaluaciones.

Una gran persona

Un amante de los sonidos del silencio, parece haber estado en todas las tertulias de la vieja Managua, y aunque no bebe, conoce historias de todas las cantinas. Una de sus crónicas preferidas es un detalle pormenorizado sobre eso que elaboró el doctor Danilo Aguirre Solís después del terremoto.

Su sencillez salta a la vista y no hay forma de evitar simpatizar con él. Ha trabajado en emisoras utilizando diferentes programas para hacer llegar sus conocimientos. Dispone de un archivo en el que se encuentra todo lo que ocurrió en la vieja profesional entre 1956 y 1967.

Para él, uno de sus tesoros. No se pierde presentaciones de libros estableciendo conexión con todos los escritores. Es apartado y sigue funcionando como consultor privado. La propuesta de su nombre fue de fácil aceptación. Su mejor título es el de “Una buena persona y un gran personaje”

Un permanente apoyo

No puedo fijar con exactitud cuando lo conocí, pero fue en los años 70, quizás en los inicios después de mi ingreso casual a la crónica deportiva, y siempre lo he observado tratando de ayudar a cualquiera. Una actitud cada vez más escasa en estos tiempos aciagos, y que grafica a una buena persona.

Desde ese entonces hasta hoy, cada vez que lo llamo para hacerle una consulta, siempre me atiende, lo que agradezco profundamente. ¡Cuántas veces me ha evitado cometer errores! ¿Quién fue fulano? ¿En qué año ocurrió tal hecho? ¿Es cierto esto y aquello? ¿Me puedes averiguar un detalle que me interesa? El padre de cuatro hijas, la mayor monja, que se jacta de haber nacido un 25 de noviembre, la misma fecha que Joe Dimaggio y Lope de Vega, nunca me deja con las manos vacías. ¡Cómo me gustaría saber tanto como él!, pero ya no tengo tiempo lamentablemente. Será en otra vida.