•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sábado por la noche, mientras Román “Chocolatito” González construía un regreso categórico noqueando a Moisés Fuentes en Las Vegas, el rivense Erasmo Ramírez era castigado por los Angelinos de Los Ángeles en una apertura en la que no ganó ni perdió.

A diferencia de sus anteriores trabajos en los que salió sin decisión mereciendo ganar, esta vez abandonó el montículo mereciendo perder, no obstante, la ofensiva de los Marineros lo salvó de la que hubiera sido su cuarta derrota de la temporada. El nica salió del juego tras recibir tres jonrones y dejar a sus rivales con ventaja de 4-0 en el cuarto episodio, pero su equipo al final se impuso con score de 6-5. 

Erasmo, que se presentaba al encuentro con registro positivos ante los Angelinos, como una efectividad de 2.25 en 56 entradas y un balance de 4-2 en 12 juegos, fue atacado en el propio primer episodio y el castigo fue contundente.

Tras dominar al primer bateador que enfrentó, Kole Calhoun, el sureño recibió doblete de David Fletcher y acto seguido, Mike Trout, el mejor artillero del beisbol actual, y Shohei Ohtani, el supernovato japonés, lo sacudieron con sendos cuadrangulares que movieron la pizarra a 3-0. Tras la sacudida inicial, Ramírez se enderezó y retiró a ocho de los siguientes nueve bateadores que enfrentó, siete de ellos de forma consecutiva.

Desmejoró sus números

No obstante, el nicaragüense fue nuevamente descifrado en el cierre del cuarto episodio, cuando Justin Upton, abriendo tanda y con cuenta de dos lanzamientos malos y ninguno bueno, le cazó una bola rápida de dos costuras y mandó la pelota al otro lado de los jardines, poniendo el juego 4-0.

Erasmo volvió a tomar el control y completó la entrada dominando a los siguientes tres rivales que lo encararon, pero ya no salió en el quinto.  Con el nica en el dogout, los Marineros le dieron vuelta al marcador anotando dos carreras en el quinto, una en el sexto y tres en el octavo, para al final imponerse 6-5. 

Después de esta presentación, Erasmo mantuvo su récord en dos victorias y tres derrotas, pero elevó su efectividad de 5.31 a 5.65, registro que ahora es el resultado de permitir 27 carreras limpias en 43 episodios lanzados, mismo recorrido en el que admite 48 hits, entre ellos 13 cuadrangulares.

A la vez Ramírez ha otorgado 10 bases por bolas y ha ponchado a 31 bateadores a lo largo de nueve aperturas, en las que los contrarios le batean para .279.