• |
  • |
  • Edición Impresa

Francisco Mejía ha jugado con los Padres durante apenas dos semanas.

Pero la tarde del domingo, el dominicano fue protagonista de uno de esos momentos inolvidables en el Petco Park.

Con la pizarra empatada a tres, el receptor novato pegó un jonrón con las bases llenas con dos outs en la novena entrada para sentenciar el triunfo de San Diego por 7-3 ante los Rangers. El batazo contra Jeffrey Springs, que cayó en los asientos del jardín izquierdo, fue el primer grand slam de oro de San Diego en más de tres temporadas.

Mejía, quien cumplirá 23 años el 25 de octubre, se convirtió en el jugador más joven nacido en la República Dominicana en dar un jonrón con las bases llenas para dejar tendido al rival. De acuerdo con Baseball-Reference.com, Carlos Santana tenía ese honor hasta el domingo, al hacerlo por los Indios ante los Tigres el 29 de abril del 2011, cuando tenía 25 años.

“Es un momento muy especial”, dijo Mejía. “Simplemente buscaba un buen picheo, un picheo alto en la zona. Y le di bien”.

Vaya que le pegó bien.

Junto a Everth Cabrera

El grand slam de oro de Mejía es el séptimo en la historia de la franquicia y el primero desde que Derek Norris lo hiciera ante los Piratas el 29 de mayo del 2015. Mejía se unió al nicaragüense Everth Cabrera, quien lo hizo en el 2009 ante los Mets, como el único novato de los Padres que limpia las bases con un jonrón para dejar al rival en el terreno.

“Está muy claro que el muchacho no está asustado”, dijo el mánager de los Padres, Andy Green, acerca del novato de 22 años. “Hace sus swings sin miedo y si consigue su picheo, va a hacer daño”.

Considerado como el mejor prospecto de la receptoría por MLB Pipeline, Mejía llegó a los Padres en el cambio en julio que envió a Brad Hand y Adam Cimber a Cleveland. Fue subido al equipo grande el 4 de septiembre y conectó dos jonrones en el primer juego que inició en el line-up el día 6.

“Mejía ha sido tan bueno como nos dijeron que sería desde el día en el que llegó”, señaló Green. “Ha sido tremendo muchacho y tremendo competidor”.

En 29 turnos con los Padres esta temporada, Mejía batea .259 con tres jonrones, ocho empujadas y cinco anotadas. Tiene .630 de slugging y .963 de OPS.