•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer descifraron y explotaron al abridor chontaleño Erasmo Reyes, desmitificando con su poderío ofensivo el mito de la invencibilidad del “as” de los Toros de Chontales, equipo al que derrotaron de forma categórica 8-2 en el primer juego de la serie semifinal.

El desborde ofensivo de los capitalinos fue el respaldo ideal a la apertura de calidad forjada por el leonés Wilton López, quien con una facilidad escalofriante sometió al bateo de los Toros, facilitando el importantísimo primer triunfo del Bóer. 

 Christian Yelich aspirante al M.V.P

El abridor Erasmo Reyes, raramente vulnerable desde el propio arranque del partido, fue víctima del característico desborde ofensivo del Bóer en la primera entrada.  El operativo de los Indios lo inició Bismarck Rivera, el veloz líder de line-up que tras conectar de imparable se robó la segunda almohadilla y por un mal tiro del receptor Óscar Hurtado avanzó hasta la antesala, desde donde fue remolcado por el sencillo del siempre peligroso Edgar Montiel.

Erasmo Reyes.

Acto seguido, Wuillians Vásquez recibió golpe y Juan Carlos Urbina se ponchó; sin embargo, con dos en circulación, el oportunísimo Javier Robles conectó un triple entre el jardín izquierdo y el central para mover la pizarra a 3-0, enmudeciendo a la barra chontaleña. 

Segunda arremetida

Luego de no sufrir en la segunda entrada, Erasmo, el flamante líder en victorias con impecable récord de 13-0 en la ronda regular, volvió a meterse al valle de las angustias y salió explotado. Tras un feroz despliegue ofensivo que incluyó cañonazos productivos de Urbina y Robles, Reyes salió explotado dejando el juego perdido 5-1 y el recuerdo de lo dominante que había sido antes del encuentro de anoche.

 Se le aleja la Triple Corona al cubano J.D. Martínez en Grandes Ligas

En su lugar entró el relevista Jasser López, ante quien los Indios ampliaron su ventaja a 8-1, completando una arremetida de cinco carreras que temprano en el encuentro le puso fin al suspenso. Antes de este nuevo ataque de los Indios, Chontales había marcado su primera carrera en la segunda entrada, como resultado de un incogible de Hurtado que empujó a Marvin Martínez.

Wilton, soberbio

Ese fue el único daño que los Toros de Chontales pudieron hacerle al derecho leonés Wilton López, quien respaldado por su ofensiva, se agigantó en la colina como en sus mejores tiempos, y fue prácticamente un lanzador indescifrable para sus rivales. Wilton, refuerzo tomado de León, solo permitió cinco imparables y una carrera limpia, a la vez que otorgó una base por bolas y ponchó a tres rivales en 6.2 episodios, forjando una soberbia actuación sobre la cual los Indios edificaron su primer triunfo en esta serie semifinal. 

La ofensiva de Los Indios del Bóer acabó con la invencibilidad de Erasmo Reyes.

El conjunto chontaleño, con un bateo pobre como el que exhibió a lo largo de la temporada regular, no pudo reaccionar ante el poderío ofensivo del Bóer.

 Bóer-Chontales, furia contra efectividad

Fue hasta en la última entrada, cuando prácticamente todo estaba escrito, que los Toros hicieron su segunda carrera y fue gracias a un jonrón de Jilton Calderón contra el zurdo Pedro Torres. De tal manera que en el primer juego de la serie, la furia de la Tribu fue más que la efectividad del picheo de los Toros.