•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Qué impresionante se vio este Real Madrid modelo 2018-2019 desplegando un futbol veloz, preciso y abrumador, desarmando al Roma y dándole forma a una excelsa victoria por 3-0 con goles de Isco, Bale y Mariano.

Aunque Keylor respondió a dos grandes exigencias, el equipo italiano fue superado claramente en todos los sectores por este Real Madrid, que visto desde cualquier butaca, mete miedo con su funcionamiento colectivo, facilidad de llegada demostrada con ese cañoneo tan insistente de 25 remates, 11 a puerta, y sobre todo, la capacidad para mantener contra las cuerdas al adversario, quitándole respiro.

Las cifras, pese a la diferencia de tres goles, hubieran sido más amplias. Remates desviados por una nariz, pelotas en los maderos y atajadas de mérito impidieron un agrandamiento escalofriante por parte de los hombres de Lopetegui. 

Brillo colectivo

Es difícil diferenciar el brillo proporcionado por los hombres del Real Madrid. El croata Modric brindó un partidazo como  si se movilizara acompañado de su Balón de Oro UEFA; Isco fue pierna, factor desequilibrante y cerebro, pudo marcar un triplete, pero se conformó con ese tiro libre de hermoso y mortífero trazado; la vitalidad de Gareth Bale, marcador del segundo gol, quien parece utilizar un pulmón extra, su rapidez y lo exuberante de su poderío físico, lo hacen incontrolable; Kroos, ese maestro de geometría, garante de precisos trazados; la utilidad de Casemiro, la presencia de Sergio Ramos, los desbordes inagotables de Marcelo y Carvajal por las rayas; lo amenazante de Asensio y Benzema; el aporte de Mariano, que cerró la pizarra con un golazo; y la seguridad que transmite Keylor Navas, mostraron ayer a un Real Madrid estupendo, capaz, en pie de guerra.  

Aún sin Cristiano

En la jornada provocó impacto el triunfo por 2-0 del Juventus frente al Valencia, pese a perder a Cristiano Ronaldo por expulsión en el minuto 29 con la pizarra 0-0 y fajarse con un hombre menos por tan largo rato. Dos penales ejecutados por Pjanic en los minutos 44 y 50, establecieron la diferencia a favor del equipo italiano, que con la incorporación de Cristiano, espera volver a disputar una final de Champions y ganarla…

Sorprendentemente, el Manchester City, campeón de la Premier en Inglaterra, fue derrotado 2-1 por el Lyon, que supo capitalizar las oportunidades con goles de Maxwell Cornet y Nabil Fekir a los 25 y los 42, recortando Bernardo Silva a los 66, sin que el City mostrara el empuje necesario para forzar el empate…

Otro equipo inglés, el Manchester United, dirigido por Mourinho, le clavó 3-0 al Young Boys de Suiza, con par de goles de Paul Pogba y uno de Martial. El United mostró su superioridad a lo largo de los 90 minutos y las dos únicas situaciones complicadas las resolvió el arquero español David DeGea.