•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿En que otro deporte se batalla tanto como en el beisbol para avanzar a las series postemporada? Se trata de un maratón de 162 juegos, que en este 2018 no bastó para decidir dos divisiones, las del centro y el oeste en la Liga Nacional.

Un doble abrazo entre Cachorros y Cerveceros con balance de 95-67 y Dodgers-Rockies con 91-71, obliga a que dos intrigas se estiren más allá, evitando la caída del telón. ¿Qué es lo que puede ocurrir? es lo que ustedes y yo quisiéramos saber, con los perdedores fajándose mañana en el duelo de vida o muerte entre comodines, mientras Yanquis y Atléticos lo hacen en la Liga Americana. Será hasta entonces que todo estará despejado para entrar en cálculos sobre los posibles finalistas en cada Liga.

Abridores sospechosos 

La pelea Dodgers-Rockies fue de ribetes espectaculares. El equipo de Colorado con Charlie Blackmon, líder de bateo en el 2017, completando el ciclo, cerró temporada con 9 victorias en 11 juegos, por 8 de los Dodgers en ese mismo trayecto, borrando un juego de desventaja y manteniendo la presión en forma agobiante; los Cerveceros también necesitaron pisar a fondo el acelerador y con 9 triunfos en sus últimas 11 batallas, forzaron este empate con los Cachorros, que cerraron entre dificultades con 6 victorias en 11 juegos.

En vista de lo exigente que resultó la recta final para estos cuatro equipos, los de Milwaukee probablemente utilizarán como abridor al zurdo Gio González, sacado de los Nacionales y ganador de dos juegos en septiembre sin derrota en cuatro aperturas, frente a José Quintana 7-4 y 4.28, con Jon Lester considerado para el martes entre todos los riesgos que Quintana implica.

Ojo con Buehler

Los Dodgers van a depender no de Clayton Kershaw, quien necesita un poco más de descanso, sino de Walker Buehler, un derecho que en su segunda temporada, registrando un balance de 7-5, ganó tres de sus últimos cuatro inicios y seis juegos sin decisión, incluyendo uno de 12 ponches en 6 entradas, precisamente contra los Dodgers el 19 de septiembre.

Kershaw sería el brazo de mañana en caso que Buehler no flaquee con el equipo balanceándose en la cuerda, floja, enfrentando al derecho venezolano Germán Márquez, un debutante en el 2016 con los Cerveceros, ganador de 14 juegos en este 2018 con 23 años de edad.

El bateo de Milwaukee tiene a Christian Yelich, un aspirante a la triple corona después de fallar dos veces ayer mostrando la cifra líder de 323 puntos en bateo, 36 jonrones, uno menos que Nolan Arenado, y dos impulsadas menos que Javier Báez, al frente con 111. Un agregado de interés a la batalla por el banderín del oeste.