•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

De la epopeya rusa a la campaña por el Balón de Oro: Luka Modric se enfrenta al martes en Champions League al CSKA de Moscú en el estadio Luzhniki, donde surgió como un potencial mejor jugador del mundo.

Dos meses y medio han pasado desde las lágrimas del capitán croata en la final del Mundial, que perdió en ese mismo estadio contra Francia (4-2). Una derrota amarga, según reconoció el pequeño centrocampista, que encontró poco consuelo en el título de mejor jugador del Mundial.

"Está claro que hubiera preferido ganar la Copa del Mundo", declaró entonces Modric, consolado en el podio por la presidenta croata, Kolinda Grabar-Kitarovic.

A sus 33 años, 'Lukita' probablemente ha perdido su mejor ocasión de ser campeón del mundo, pero una nueva puerta se abrió para él en la forma de un posible Balón de Oro, al que aspira, ayudado por su triunfo en la final de la 'Champions', el tercero en tres años con el Real Madrid.

Uno tras otro, Modric ganó el título de mejor jugador de la temporada según la UEFA y después el trofeo FIFA al mejor jugador de la pasada campaña el pasado lunes, perfilándose como favorito para el prestigioso galardón que concederá el 3 de diciembre la revista France Football.

"Es el mejor año de mi carrera, colectiva e individualmente", dijo el centrocampista croata.

'Lukita Balón de Oro'

Y su año podría ser aún mejor si Modric, se impone a los candidatos franceses (Griezmann, Varane, Mbappé) cuando, en los años de Mundial, el Balón de Oro suele recaer en un jugador importante de la selección vencedora.

Como tiene por costumbre, el Real Madrid ha puesto al servicio del croata su impresionante maquinaria mediática.

"Balón de oro, 'Lukita' Balón de Oro", coreó el sábado el estadio Santiago Bernabéu al ritmo de Guantanamera, rendido a su nuevo ídolo tras la salida de Cristiano Ronaldo hacia la Juventus de Turín.

El oriundo de Zadar, también ha heredado las prerrogativas de "CR7" en las rituales prepartido, como por ejemplo, que su nombre sea anunciado el último a la hora de dar la alineación para que sea más aplaudido.

¿Se trata del mismo jugador que en 2012 había sido considerado el peor fichaje del año por los internautas del diario madrileño Marca? ¿El mismo que penaba para adaptarse físicamente a la Liga?

Fantasmas

La opinión pública española ya ha sido conquistada y no parece tener en cuenta sus problemas fiscales, después que, según la prensa, haya llegado a un acuerdo financiero con la fiscalía, o sus problemas judiciales en Croacia, donde ha sido acusado de falso testimonio.

El exjugador del Tottenham, llegado por 40 millones de euros en 2012, ha devuelto con creces su coste al Real Madrid con su finura técnica y su capacidad para superar las líneas rivales.

"Modric es un gran jugador y ha hecho un gran año", reconoció, incluso, el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, aunque asegurando que para él Leo Messi sigue siendo "el mejor".

A pesar de sus cortas vacaciones ("Nunca he tenido tan pocas"), Modric ha retomado esta temporada su papel de director de orquesta del juego merengue, con una asistencia contra la Roma (3-0) a mediados de septiembre en la Liga de Campeones.

"Me siento cada vez mejor, solo tengo que jugar algunos partidos para recuperar mi mejor nivel", advirtió el croata.

Ahora llega la segunda jornada de 'Champions' y Modric tiene la oportunidad de deshacerse de algunos fantasmas en el estadio Luzhniki y de paso, ganar algún voto más para el Balón de Oro.