•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La segunda jornada de la Liga de Campeones se presenta para alguno de los grandes aspirantes, como Real Madrid, Bayern Munich, y para otros ilustres como el Manchester City, como el asidero al que agarrarse para invertir la tendencia negativa de la que han sido presa esta última semana.

El defensor del título, el Real Madrid, era unánimemente elogiado por su magnífico partido en el estreno continental ante el Roma (3-0), pero desde entonces ha retrocedido notablemente, tanto que en los tres encuentros ligueros disputados desde entonces ha dejado escapar cinco puntos tras perder con el Sevilla y empatar en el derbi ante el Atlético.

Esta semana viaja a Moscú en busca de recuperar las buenas sensaciones ante un rival teóricamente inferior, pero que lógicamente no renuncia a la sorpresa tras igualar ante el Viktoria Plzen.

El cuadro del CSKA anuncia batalla en el estadio Luzhniki y el Real Madrid se traslada sin su capitán, Sergio Ramos, y sin el galés Gareth Bale, que era uno de sus hombres más en forma en estos inicios de campaña. Las bajas del brasileño Marcelo y de Isco Alarcón, otros dos fijos, ya eran conocidas. Toda una prueba de fuego para conocer el qué tal le funciona a Julen Lopetegui el “fondo de armario de la plantilla”.

Tras estrenar el casillero de triunfos en La Liga, el Valencia espera haber reforzado su autoestima y que esa victoria en Anoeta sea el punto de inflexión. Su objetivo, tras la derrota inicial en la competición continental en Mestalla ante el Juventus, es demostrarlo en Old Trafford ante el alicaído Manchester United de Jose Mourinho, empresa, no obstante, complicada.

Fácil para Cristiano

En el otro partido del grupo H, el Juventus tiene sobre el papel un sencillo compromiso ante el Young Boys suizo, oportunidad para que Cristiano Ronaldo se estrene esta campaña en su torneo favorito.

El Bayern Munich, que con su derrota en Berlín ante el Hertha entregó el liderato de la Bundesliga al Borussia Dortmund, tratará de desquitarse y de sumar su segunda victoria en la Champions ante el Ajax en un duelo con sabor a historia de la grande, aunque el cuadro holandés diste mucho de ser aquel que le discutió el reinado al campeón bávaro.

Esta segunda jornada tendrá un inicio muy interesante con el duelo del aguerrido novato Hoffenheim y el Manchester City de Pep Guardiola, obligado a no fallar tras su sorprendente derrota en su feudo ante el Lyon.