•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El equipo más ganador de la Liga Nacional, Cerveceros de Milwaukee, atravesando una ruidosa racha de 11 victorias que incluye la definición de la división central frente a los Cachorros, que cuenta con los aportes ofensivos de Christian Yelich, un casi Triple Corona; Jesús Aguilar, un inesperado bateador de 35 jonrones y 108 empujadas, más Travis Shaw, Mike Moustakas, Ryan Braun y Lorenzo Cain; la presencia de un ganador de 15 juegos, como Jhoulys Chacin, y el respaldo en el bullpen de tres brazos de gran utilidad como los de Corey Knebel, el humeante del zurdo Josh Hader capaz de 143 ponches en 81 entradas, y el de Jeremy Jeffress con 1.29 en efectividad a lo largo de 76 entradas, es visto por la mayoría de entendidos como la más seria amenaza que los Dodgers de Los Ángeles puedan encontrar en su esfuerzo por volver a ser uno de los protagonistas de la Serie Mundial.  

Ojo con Jasen

Estos Dodgers modelo 2018 no son mejores que los del 2017, máximos ganadores de la Liga con 104 triunfos, consecuencia del accionar de Clayton Kershaw un ganador de 18 juegos, no nueve como ahora, y siendo líder en efectividad con 2.31; Alex Wood estirándose a 16 victorias con solo tres reveses; Cody Bellinger novato del año y sublíder jonronero en una alineación más compacta.

Kenley Janse AFP\END

Estos Dodgers, que van a su tercera final de Liga en forma consecutiva, solo tienen un ganador de más de 10 juegos, y es Rich Hill con 11, y pese a la reputación de Kenley Jansen y sus 38 rescates, es evidente que ha perdido seguridad, lo que preocupa. Su único bateador de 30 jonrones es Matt Muncy con 35, y no se encuentra en el lineup de Dave Roberts, un empujador de 90 carreras. El más elevado es Matt Kemp con 85, y en hits Bellinger con 145 en 162 juegos. Cierto, el bullpen actual dispone de dos brazos largos como los de Kenta Maeda y Alex Wood para trabajos de mayor intensidad, mientras Jin Ryu, Kershaw, Walker Buehler y Rich Hill son utilizados como abridores. Ellos casi barren a los Bravos de Atlanta, flaqueando el novato Buehler solo durante un inning, víctima del jonrón de Acuña con bases llenas.

El factor clave

Milwaukee viene de un impulso estremecedor. Dejó atrás a los Cardenales, alcanzó a los Cachorros forzando un empate en la cima del centro, ganó el juego extra al equipo de Chicago, y liquidó por barrida a los Rockies de Colorado para alargar a 11 su racha de triunfos.

El factor clave es su largo y mortífero bullpen, que aprieta, ahoga y mata. Consideren que cuando Milwaukee llegó al séptimo en ventaja, ganó 82 veces y perdió tres. Sin duda, un alarde. Se le concede una mayúscula importancia a los tres grandes relevistas: el zurdo Josh Hader y los derechos Jeremy Jefress y Corey Knebel, pero hay que valorar el aporte del joven Corbin Burnes, sacado de Triple A con la serenidad de un veterano mostrando un gran dominio, agregando lo que proporcionan Joakim Soria y Brandon Woodruff.

Eso explica el porqué ningún abridor, con excepción de Gio González, se extendió hasta el sexto episodio desde el 4 de septiembre ni siquiera Chacin, menos Chase Anderson, Wade Miley y Brent Suter.

Manny Machado , Justin Turner ,Enrique Hernandez y Cody Bellinger . AFP\END

El mánager Craig Counsell confía en  la presión que coloca encima del picheo enemigo una línea de bateadores con Cain y Yelich como uno y dos, seguidos de Braun, Shaw, Aguilar y Moustakas. Pienso que este equipo de Milwaukee dispone de lo necesario para vencer a los Dodgers y avanzar a su primera Serie Mundial desde 1982, cuando cayeron ante los Cardenales.