•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para el técnico de la Selección Nacional de Futbol de Nicaragua, Henry Duarte, los días de entrenamiento que ha tenido la Azul y Blanco en Costa Rica “han sido positivos y de mucho provecho”, esto de cara a su duelo ante Anguila el próximo domingo 14 de octubre en el Estadio Eladio Rosabal Cordero en Heredia, Costa Rica, correspondiente a la segunda fecha de la fase clasificatoria a la Liga de Naciones de la Concacaf.

Luego de tres días de entrenar con el combinado nacional en suelo tico, Duarte aduce que “la preparación ha sido muy positiva y de mucho provecho, y que el grupo está trabajando con mucha tranquilidad y suficiente confianza. Creemos que vamos a poder sacar el partido; nuestro objetivo es conseguir los tres puntos primero y después ver qué puede pasar más adelante”, afirmó.

Según el seleccionador nacional, el tiempo en Costa Rica le ha permitido investigar un poco sobre el equipo de Anguila, al que considera una selección más experimentada respecto a la que enfrentó a Nicaragua en el año 2015 en las eliminatorias mundialistas de Concacaf. “Creo que ellos han tomado algo de experiencia, además que saben que Nicaragua no es la selección de años atrás y por eso tratarán de tener más cuidado, por lo cual creo que será un partido diferente, tal vez un poco más difícil, pero considero que la ventaja que lleva Nicaragua es que ahora es una selección más madura, pues contamos con jugadores que tienen recorrido a nivel internacional y eso nos da una ventaja a la que podemos sacarle provecho para obtener un buen resultado”, argumentó el técnico.

Enfocados en atacar

Duarte mencionó que ante Anguila, la Azul y Blanco continuará con su argumento ofensivo, ya que “desde que yo estoy al mando de la selección de Nicaragua, siempre ha sido una selección que, pierda o gane, está tirada al ataque, y los partidos que se han perdido ha sido porque no se han finalizado las oportunidades que hemos creado. Siempre he considerado que si tenemos jugadores muy ofensivos, debemos aprovecharlos e ir hacia adelante. Vamos a plantear el partido como si estuviéramos en nuestra casa, es por eso que nos verán jugar con mucha confianza en la victoria”. 

El técnico expresó, luego del entrenamiento de ayer por la mañana, que esa fue la última jornada de trabajo fuerte para la selección nacional, pues ahora comenzará un proceso de recuperación para algunos jugadores. 

Flores, habilitado

Por otro lado, ayer trascendió la noticia de que el defensor de padre nica, Francisco Flores, obtuvo la documentación nicaragüense y está habilitado para jugar el duelo ante Anguila. Sobre la opción concreta de contar con el jugador del Santos de Guápiles, Duarte dijo que “Francisco tiene la experiencia y ha jugado con equipos grandes en Costa Rica, y en alguna ocasión tuvo partidos de fogueo con la selección, yo creo que él nos puede aportar mucho. Es más, creemos que en el futuro Francisco podría ocupar la plaza de Manuel Rosas, quien está en sus últimos años como jugador de la selección. Estamos trabajando en ese proceso de relevo generacional, pues hay varios candidatos jóvenes que pueden empezar a tener más chance, y lo tendrán en la medida que vayan alcanzando suficiente madurez”.