•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El segundo juego de la serie final entre los Dantos y los Indios del Bóer, que ganaban los primeros con pizarra de 9-4 en la parte alta de la séptima entrada, no pudo completarse como consecuencia de las lluvias caídas anoche en el territorio nacional, por lo cual se continuará hoy a partir de las 4:00 p.m. en el Estadio Nacional Dennis Martínez, donde luego se pondrá en marcha el tercer duelo. 

El segundo desafío se reanudará en el siguiente contexto: los Indios perdiendo por diferencia de cinco carreras, pero con las bases llenas, dos outs en la pizarra y Juan Carlos Urbina en el cajón de bateo. 

Las acciones de anoche

Las señales enviadas por el abridor Fidencio Flores en la primera entrada, poniendo a dos hombres en circulación por imparable y base por bolas, no fueron muy alentadoras y rápidamente trajeron a la memoria el pobre arranque de Wilton López en el primer juego, era como si la historia se volviera a repetir y la tragedia estuviera otra vez tocando a las puertas del Bóer. Pese al susto, el tirador leonés logró pintar el sufrido cero, pero al igual que Wilton, en el segundo episodio fue emboscado por la ofensiva de los Dantos. Tras base por bolas a Rafael Estrada, Ramón Flores conectó imparable y Holman Miranda, con un toque de gran categoría, llenó las almohadillas, dejando el escenario listo para que Benjamín Alegría, un noveno bate engañoso y capaz de disfrazarse de un tremendo slugger, sacudiera a Fidencio con un inmenso cuadrangular por el jardín izquierdo, poniendo la pizarra 4-0 con un solo swing violento.

Carreras y golpes

Luego de la arremetida inicial de los Dantos, Fidencio volvió a mostrarse en su mejor versión y empezó a fajarse con Gustavo Martínez en un llamativo duelo de picheo, hasta que en el cierre del sexto inning salió explotado. En ese episodio Ronald Garth le abrió con doble y acto seguido Rafael Estrada movió el marcador a 5-0 con un oportuno sencillo. Con Flores forzado a dejar el montículo, el relevista Berman Espinoza entró dándole base por bolas a Ramón Flores, y tras una jugada de escogencia que dejó en primera a Miranda, Alegría volvió a tronar y con un doblete puso el 7-0 en la pizarra, explotando a Espinoza. Minutos después, tras una barrida de Alegría que el antesalista Edgar Montiel consideró imprudente, se produjo un roce entre ambos peloteros que terminó en una batalla campal, por la cual ocho peloteros, cuatro de cada equipo, fueron expulsados. Posterior a la trifulca, los Dantos ampliaron su ventaja a 9-0.

Ya en la séptima entrada, con Gustavo Martínez fuera tras una brillante presentación, los Indios del Bóer le sacaron provecho al descontrol de los relevistas Jason Laguna y Claudio Hernández para acercarse 9-4 en el score. En ese momento empezó a llover y luego se decidió que se continuarían las acciones hoy a las 4:00 de la tarde, para posteriormente iniciar el tercer juego.