• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Si bien es cierto el futbol nicaragüense ha elevado su nivel en los últimos años, no han dejado de ser pocas las veces que la selección nacional mayor salta como favorita ante su rival, y menos que lo haga de forma consecutiva como en las actuales eliminatorias rumbo a la Liga de Naciones de la Concacaf, en las que gozó de favoritismo para el primer juego ante San Vicente y las Granadinas y llega con la misma condición al partido de esta noche contra Anguila, un combinado que se ubica en la penúltima posición del ranking de la FIFA y ante el cual los dirigidos por Henry Duarte deben ganar y también gustar, procurando incluso dominar el desafío hasta concretar una goleada.

Quizá suene exagerada la idea de que la selección se imponga por amplio margen, pero tratándose de Anguila, un rival ya conocido y que poco ha desarrollado su futbol, no deja de ser una opción viable. Para tener una idea de lo que Nicaragua puede hacer hoy ante un oponente de inferior calidad que poco ha evolucionado, solo hace falta lanzarle un vistazo a lo ocurrido en el 2015, cuando en las eliminatorias rumbo a la Copa Mundial de Rusia 2018, los pinoleros se impusieron 5-0 en el Estadio Nacional de Futbol, con anotaciones de Luis Manuel Galeano, Luis Fernando Copete (2), Juan Barrera y Norfran Lazo; y 3-0 como visitante con goles de Raúl Leguías (2) y otro del “Iluminado”. Por esto y por la mejoría que ha experimentado la selección desde entonces es que se considera que puede lograr un gran resultado. Ya lo dijo Duarte días atrás: “esta es una selección más madura”.

Antecedente reciente

Una confirmación de que poco o nada ha mejorado Anguila en su futbol es que está empatada en la penúltima plaza (206) del ranking mundial de selecciones de la FIFA con Eritrea, Somalia y Tonga; y que en la primera fecha de esta ronda clasificatoria cayó por goleada de 5-0 ante Guyana Francesa. Por su parte, Nicaragua comparte el puesto 128 con Andorra y viene de ganarle 2-0 a San Vicente y las Granadinas, en la primera jornada de estas eliminatorias. Si bien es cierto la clasificación de la FIFA no representa un gran parámetro de medición, al menos da una idea de la realidad de cada selección, y en este caso Nicaragua luce superior.

Hay gran expectativa alrededor de lo que pueda hacer hoy la selección, que realizó sus últimos días de campamento en suelo tico, y que en un partido de preparación goleó 4-1 a un combinado sub-23 del Herediano. El objetivo ante Anguila no es solo ganar, sino golear para tener mayores posibilidades de meterse en la Liga A y clasificar a la Copa Oro, dos metas ambiciosas.

Atacar es la opción

“Desde que yo estoy al mando de la selección de Nicaragua, siempre ha sido un equipo que, pierda o gane, está tirado al ataque”, dijo Duarte el pasado 12 de octubre, advirtiendo que ante Anguila la misión será atacar en todo tiempo en busca de forjar un resultado favorable. Para ello, el timonel costarricense contará con el capitán Juan Barrera, goleador en la primera jornada y quien ya sabe lo que es marcarle a sus rivales de hoy; Jaime Moreno, quien le inyecta dinamismo al ataque pinolero; y Daniel Cadena, jugador capaz de conducir los hilos del partido y contribuir mucho con su visión de juego. Obviamente será importente el aporte que en zona defensiva puedan hacer Henry Niño, Josué Quijano, Francisco Flores y Manuel Rosas; y lo cumplidor que pueden mostrarse jugadores como Alexis Somarriba y Bismarck Montiel. Contar con Luis Manuel Galeano, también será de gran importancia para el combinado nacional que debe gozar de una buena tarde ante Anguila. Claro, será interesante ver en acción a los chavalos Abner
Acuña, Brandon Ayerdis y Cristobal Aragón, todos de gran accionar en el duelo contra el Herediano sub-21.