• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los preseleccionados nacional sub-18, que se alistan para su participación en el Campeonato Panamericano que se realizará en Panamá, a partir del próximo 23 de noviembre, dieron la impresión de que no tendrán problemas con enfrentar a jugadores cinco o más años mayores que ellos en el Germán Pomares sub-23, al menos eso demostraron este fin de semana superando con gran picheo a las Fieras del San Fernando, equipo al que vencieron en cada uno de los tres duelos que disputaron en la primera jornada del popular “Pomarito”.

Tras haberse impuesto 1-0 y 4-0 en la doble jornada del sábado, el combinado nacional volvió a triunfar ayer con marcador de 5-1, exhibiendo nuevamente la efectividad de su picheo, que deberá seguir probando su calidad en un torneo, cuya ronda regular señala 20 juegos por equipo. El ganador por la tropa Azul y Blanco fue Yordi Avilés, quien dejó una gran impresión. El cuarto duelo de la serie no pudo realizarse como consecuencia de la lluvia caída en Masaya. La preselección nacional volverá a la acción, el próximo fin de semana, cuando se mida al equipo de Chontales en el estadio Jackie Robinson del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

El combinado nacional está jugando en el “Pomarito” con el objetivo de tener un gran fogueo de cara al Campeonato Panamericano, en el que la misión será ganar uno de los cuatro boletos disponibles para el Mundial del próximo año.