• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En 1916, los Dodgers, conocidos en aquel momento como Robins en Brooklyn, por estar bajo el mando de Wilbert Robinson, un timonel excesivamente popular, fueron a su primera Serie Mundial contra los Medias Rojas de Babe Ruth y cayeron en cinco juegos.

Puig despejó intriga

Lo histórico de esa serie, es que Ruth fue el ganador del segundo juego con marcador 2-1, realizando un recorrido completo de 14 entradas, algo imposible en estos tiempos de multiplicación de brazos.

Los Dodgers enfrentarán a los Medias Rojas en la Serie Mundial.

Desde entonces, ha pasado más de un siglo, los Dodgers se trasladaron a Los Ángeles en 1958, igual que los Medias Rojas se han mantenido entre la elite del béisbol y ambos equipos han construido grandes historias mostrando jugadores excepcionales, pero raramente, pese a todo eso, no han vuelto a encontrarse en una Serie Mundial, hasta el día de mañana, cuando la versión Clásico de Octubre 2018 se ponga en marcha, posiblemente con Chris Sale cruzando disparos con Clayton Kershaw.

Cora en la otra acera

Sandy Koufax, Don Drysdale, Orel Hershiser, Fernando Valenzuela, nunca lanzaron contra los Medias Rojas, en tanto Ted Williams, Vernon Stephen, Cal Yaztremski, David Ortiz, nunca batearon contra los Dodgers.

Para el zurdo de lanzamientos cada vez más retorcidos, Clayton Kershaw, será la primera vez que lance en el Fenway Park. “Estoy ansioso” ha dicho. Se apunta que la única victoria de los Dodgers sobre los Medias Rojas en más de un siglo, se produjo el 12 de junio del 2004 por 14-5 con Alex Cora, hoy mánager novato del equipo de Boston, anotando y empujando por los Dodgers.

El factor Erasmo

Después de terminar con una “maldición” de 86 años, barriendo en el 2004 a los Cardenales, que todavía tenían al dominicano Alberto Pujols, los Medias Rojas, que también se coronaron en 2007 y 20013, han permanecido en pantalla como grandes aspirantes.

Los Dodgers enfrentarán a los Medias Rojas en la Serie Mundial.

En cambio los Dodgers que en el 2017 fueron superados por Houston a lo largo de siete electrizantes duelos, no ganan una Serie Mundial desde 1988, cuando le sacaron el máximo provecho al j
onrón del cojeante Kirk Gibson y el picheo de Hershiser.

Roberts espera ovación

Dave Roberts fue enormemente apreciado en Boston. Podía haber ganado una votación para Alcalde después del robo de base que provocó un resurgimiento sin precedentes volteando un 0-3 a los Yanquis, en el 2004.

Ahora regresa a Boston manejando a estos Dodgers que sobrevivieron a los relevistas matadores de los Cerveceros con excepción de Josh Hader quien trabajó 7 entradas y dos tercios sin permitir carrera, pero el resto de brazos del bullpen, fueron responsables de 17 de las 23 carreras de los Dodgers.

Dodgers albergan esperanzas

Con un picheo que supo sujetar a bateadores tan terriblemente dañinos como Christian Yelich y Mike Moustakas, reduciéndolos a promedios debajo de los .200 puntos, los Dodgers esperan hacer lo mismo con Mookie Betts el campeón de bateo de la Liga Americana, y J. D. Martínez, el mejor empujador, figuras claves en la ofensiva de Boston.

La reacción de Cody Bellinger, quien pese a cifras discretas decidió dos juegos contra Milwaukee y fue nombrado Más Valioso, y el accionar del polifacético Chris Taylor, fildeando
en cualquier sitio, corriendo y bateando para 364 puntos en la serie, son grandes estimulantes para que los Dodgers, pese a ser considerados no favoritos, no sean subestimados. Dos extraños que tienen más de un siglo de no verse las caras en Serie Mundial, lo harán a partir de mañana entre una expectación mayúscula.