•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con los Medias Rojas a dos triunfos de ganar otra Serie Mundial, el puertorriqueño Alex Cora está cada vez más cerca de unirse a un exclusivo club.

Cora podría convertirse en apenas el quinto mánager en la historia de las Grandes Ligas que se corona en su primera temporada al frente de un equipo.

El piloto de 43 años asumió el mando de los Medias Rojas, luego de ganar la Serie Mundial como coach de la banca de los Astros. El boricua jugó 14 temporadas en Las Mayores y se retiró en el 2011.

Estos son entonces los cuatro dirigentes que lograron lo que está buscando Cora.

Bob Brenly (2001)

Bajo el mando del exreceptor Brenly, unos D-backs llenos de talentosos veteranos como Randy Johnson, Curt Schilling, el cubano Luis González y Mark Grace dejaron récord de 92-70 para llevarse la División Oeste de la Liga Nacional. Arizona superó a San Luis y Atlanta antes de ganar una célebre Serie Mundial contra los Yanquis, gracias al hit de González ante el panameño Mariano Rivera en el Juego 7. Ese fue el pico de la carrera de Brenly como dirigente. Fue dejado en libertad en el 2004 y regresó a la cabina de transmisión.

Ralph Hounk (1961)

Houk, un receptor suplente, disputó 91 juegos por los Yanquis en ocho temporadas, pero le fue mejor como mánager, puesto al que llegó luego de servir en ese rol en Las Menores y como coach en los mismos Yanquis.

Nueva York despidió al legendario Casey Stengel después de la temporada de 1960, en la que perdieron la Serie Mundial en siete juegos contra los Piratas, y se le dio el mando a Houk. Con equipo que tenía a Mickey Mantle, Roger Maris, Elston Howard y Whitey Ford, Houk ganó 109 juegos. Los Yanquis vencieron a los Rojos en cinco encuentros en el Clásico de Otoño y repitieron corona en 1962 contra los Gigantes. Houk dirigió 18 temporadas más con los Yanquis, Tigres y Medias Rojas, pero nunca volvió a conseguir un anillo.

Eddie Dyer  ( 1946)

Dyer fue un relevista para San Luis antes de retirarse en 1928 y sumarse a las granjas del equipo como mánager del Topeka de la Western Association. Dirigió en Las Menores hasta que finalmente le dieron la oportunidad de tomar el timón en San Luis, en 1946.

Dyer heredó un equipo que venía de ganar tres banderines seguidos entre 1942 y 1944 y tras un mal arranque en 1946, remontaron y conquistaron el banderín para llegar hasta la Serie Mundial, donde vencieron en siete juegos a los Medias Rojas de Ted Williams.

Bucky Harris (1924)

En 1923, el dueño de los Senadores, Clark Griffith, entendió que debía hacer un cambio de piloto tras años de derrotas y se arriesgó contratando a Harris, el segunda base del equipo de apenas 26 años, como dirigente-jugador.

La apuesta pagó rápidos dividendos. El niño mánager se encargó de liderar a un equipo lleno de estrellas - como los futuros miembros del Salón de la Fama Goose Goslin, Sam Rice y Walter Johnson - y así ganar 92 juegos y el banderín. En la Serie Mundial se enfrentaron a los Gigantes y Harris fue clave, bateando .333 con dos jonrones.

Harris se convirtió en el mánager más joven en ganar la Serie Mundial, a donde volvieron en 1925 antes de caer con los Piratas. Harris volvió a ganar la Serie Mundial en su debut con los Yanquis en 1947.