•   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 El dueño del Leicester City, el tailandés Vichai Srivaddhanaprabha, y otras cuatro personas han fallecido como consecuencia del accidente sufrido este sábado por el helicóptero del club, confirmó este domingo la entidad.

"Nuestros pensamientos, en estos momentos de pérdida inexplicable, están con la familia Srivaddhanaprabha y las familias de los que estaban a bordo", señaló el club en un comunicado.

El aparato se estrelló poco después de despegar desde el mismo césped del King Power Stadium, donde este sábado el Leicester disputó un partido de la liga inglesa contra el West Ham (1-1).



Cuando "los Zorros" juegan en casa, Srivaddhanaprabha, de 61 años, tenía la costumbre de llegar y abandonar el campo en su helicóptero, del tipo Agusta Westland 169. 

"El mundo ha perdido a una gran persona con la muerte de Vichai. Un hombre amable, generoso, un hombre cuya vida se caracterizó por el amor hacia su familia y hacia aquellos a los que lideró con éxito", destacó la nota del Leicester City.

El club se declaró "conmovido" por la "increíble respuesta de la familia del fútbol", a través de "mensajes de apoyo y solidaridad", que se "agradecen profundamente en estos momentos difíciles".

Helicóptero del presidente de la ciudad de Leicester, Vichai Srivaddhanaprabha después del partido de fútbol de la Liga Premier
La entidad pondrá a disposición de la ciudadanía un libro de condolencias a partir del próximo martes en el King Power Stadium para todos aquellos que "quieran presentar sus respetos".

Colombia hace homenaje a víctimas de accidente aéreo con una lluvia de flores

"Bajo su liderazgo, el Leicester City era una familia. Es una familia que llorará su muerte y mantendrá su visión sobre este club, que será ahora su legado", agregó la nota, en referencia a la herencia que deja Srivaddhanaprabha tras ocho años al frente.

El comunicado confirmó que a bordo del helicóptero siniestrado viajaban cinco personas (Srivaddhanaprabha, el piloto, dos miembros del club y un pasajero): "Ninguno sobrevivió", lamentó.