•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Victoria lo suficientemente rotunda, indiscutida, aprovechando el gran pitcheo del zurdo David Price a lo largo de siete entradas y cuatro truenos ensordecedores. Ese martilleo  enloquecedor, producto de los dos jonrones de Steve Pearce, y los conectados por Mookie Betts y J. D. Martínez, tres de ellos contra Clayton Kershaw, un pitcher de la realeza, ganador de tres Cy Young, y el otro frente a Báez, sepultó a los Dodgers…No hubo forma de sujetar el impulso demoledor de estos Medias Rojas galvanizados todo el año, sin importarles quien los retaba.

Los ganadores de 108 juegos en la temporada regular, agregaron otras 11 victorias en esta era de los Play Offs, obviando 3 reveses, uno en cada serie contra Yanquis, Astros y Dodgers, y ahora tienen en sus manos el trofeo de Campeones por cuarta vez desde el 2004…Es impresionante la vista desde la cima de la montaña más alta en el planeta béisbol. Los otros se ven pequeños. No hay nada mejor que eso, debe pensar el mánager debutante Alex Cora.

Una advertencia 

El inicio de juego, fue tan violento como incierto. Hit de Benintendi con un out contra Kershaw, y jonrón de Steve Pearce encima de la pared del jardín central, proporcionaron a los Medias Rojas ventaja de 2-0 golpeando las esperanzas de un resurgimiento de los Dodgers, que cobijaban a la multitud. David Freese como primer bateador de los Dodgers, las reactivó de inmediato volándose la cerca del left-center sobre el primer lanzamiento de Price. La ventaja de una carrera, no ha tenido signifgicado en esta Serie Mundial, y el acercamiento tan rápido 2-1, fue el equivalente a un sonar de tambores. Los Dodgers estaban en pie de guerra. Con los dos abridores advertidos pese a su reputación de hombres duros, se pensó que sería una noche de bateo ruidoso y productivo. No fue así. Durante los siguientes cuatro innings, Kershaw y Price apretaron tuercas manteniendo la pizarra inmovilizada. La mayor amenaza fue contra Price, por un mal fildeo sobre elevado de Freese, aparentemente localizado por Martínez, que se convirtió en triple con solo un out en el tercer episodio. Presionado, Price dominó a Turner y Hernández, y el problema se esfumó manteniendo intacta la incertidumbre.

A trancazos

El lead off de Boston, Mookie Betts, raramente adormecido en esta Serie, cobró vida en el sexto episodio y salió del rincón de la inutilidad con un jonrón solitario que estiró un poco la ventaja 3-1, en lo que fue un espaldarazo al pitcheo de Price.

Los ganadores de 108 juegos en la temporada regular, agregaron otras 11 victorias en esta era de los Play Offs. AFP\END

Otro artillero trabado pese a sus cuatro impulsadas, J. D. Martínez, un casi Triple Corona en la temporada, colocó una pelota sobre la lejana pared del center field, ampliando 4-1, y Pearce volvió a activar su poder jonroneando sin embasados contra el relevista Pedro Báez sellando el 5-1, mientras Price trataba de extenderse lo más posible, pero el boleto abridor a Taylor en el octavo, obligó al timonel Cora, a quitarle prudentemente la pelota para entregársela a Joe Kelly, tirador de alta velocidad, quien aseguró el cero ponchando a los emergentes Kemp, Pederson y Bellinger. Antes de la base por bolas a Taylor en cuenta de 3 y 2, Price retiró a 14 consecutivos.

Los Dodgers solo le conectaron tres hits, todos sin embasados, incluyendo obviamente el jonrón abridor de Freese. Para Price su segunda victoria en el Clásico. El último ganador de tres juegos, fue el zurdo Randy Johnson en el 2001, realizando dos aperturas y un relevo. Por Boston cerró el zurdo Chris Sale, anunciado en principio como abridor del quinto juego.