•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El estadounidense Daniel “Miracle Man” Jacobs libró una dura batalla ante el ucraniano Sergiy Derevyanchenko, antes de consagrarse como el nuevo campeón mediano de la Federación Internacional de Boxeo por la vía de los puntos.

Una caída en el primer episodio fue vital para Jacobs (35-2, 29 KOs), quien tuvo que echar mano de todo su repertorio para quitarle el invicto a su excompañero de gimnasio, Derevyanchenko (12-1, 10 KOs), por calificaciones de 115-112, 115-112 y 113-114 para la decisión dividida al final del pleito celebrado en el Hulu Theater, del Madison Square Garden de Nueva York.

Jacobs dijo que Derevyanchenko merecía todo su respeto por la batalla ofrecida y se dijo listo para los más grandes retos en la división de las 160 libras, ahora que de nuevo es campeón del mundo, tras hacerse del cetro que dejó vacante hace unas semanas el kazajo Gennady Golovkin, a quien desdeñó para buscar una pelea con Saúl “Canelo” Álvarez en el futuro.

Caída clave

Con mucha velocidad, Jacobs logró sorprender a Derevyanchenko y le envió a la lona en el primero, sin embargo, no estuvo tan lastimado el ucraniano como para pensar en que ahí podría acabarse la contienda. En el segundo, fue el europeo quien sacó fuerte las manos y puso en piernas tambaleantes a Daniel, pero no pudo enviarlo a la lona.

Jacobs metió un fuerte gancho de mano izquierda en el tercero, pero siempre le incomodó Sergiy con sus rectos y presión. Al cuarto, el estadounidense peleó al contragolpe, y al final logró meter un par de feroces combinaciones que le dieron ligeramente la ventaja.

La persistencia de Derevyanchenko le permitió responder en el quinto round, porque hizo fallar al estadounidense y, además, conectó sólido tanto a las zonas blandas como al rostro. El sexto resultó de toma y daca, pero fue el ucraniano quien sacó mejores dividendos con explosivos intercambios.

La exigencia de Derevyanchenko en el séptimo obligó a Jacobs a intercambiar en el centro del ring y de nueva cuenta tuvo mejores resultados, sin embargo, en el octavo fue Daniel quien manejó mejor el ritmo, con sólidos rectos y también buenos uppers que mantuvieron ocupado a la defensiva al ucraniano.

En el noveno, dio la impresión que Jacobs era amo y señor del ring; controló el ritmo y metió mejor las manos, pero en el décimo, Derevyanchenko volvió a la carga con más precisión y el corazón por delante para lanzarse con todo y evitar que se le escapara la contienda de las manos.

En el undécimo, la pelea se tornó frenética de nueva cuenta, porque Derevyanchenko fue encima con todo, como en el round anterior, pero esta vez, Jacobs tuvo respuesta y prácticamente respondió a cada golpe que el ucraniano tenía para él.

Para el último, ambos salieron a entregar cuerpo y alma, lo que provocó que los aficionados vivieran de pie los últimos instantes y la espera a que los jueces dieran el resultado.

Machado se crece

Por su parte, el puertorriqueño Alberto “Explosivo” Machado logró un nocaut espectacular, tras enviar en tres ocasiones a la lona al estadounidense Yuandale Evans, en el primer episodio de la pelea en el Hulu Theater, del Madison Square Garden de Nueva York transmitida por HBO.

Un desenlace violento fue lo que Machado ofreció al público para defender con éxito y por segunda ocasión el campeonato superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo y lucir ante la afición boricua en la Gran Manzana, mientras mejoraba su récord profesional a 21-0 con 17 nocauts.