• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Algunas proezas son realizadas desprovistas de alguna señal previa. La reputación de Klay Thompson como tirador largo no se discute, ha superado en cañoneo a distancia a Sthepen Curry en los shows que ofrecen los Juegos de Estrellas de la NBA, pero después de verlo limitado a solo cinco triples en 36 intentos durante los primeros siete juegos del equipo de Golden State.

¿Cómo sospechar una actuación memorable en la que tumbaría la marca de 13 triples establecida por Curry en el 2016? Realizando un ruidoso desborde acertando 14 triples, Thompson se extendió a 52 puntos en 27 minutos, estremeciendo la NBA.

Me pregunto: ¿Por qué Steve Kerr sacó de la cancha a un jugador tan encendido como lo estaba Thompson, con casi cuatro minutos pendientes del tercer cuarto, y enviándolo de vacaciones en el último período? Obviamente tuvo que ver que los Warriors en otro alarde ofensivo, marcaran 92 puntos en la mitad del recorrido y desequilibraran la lucha en ruta hacia una cómoda victoria por 149-124, pero ¿por qué cortar la inspiración de un jugador que atravesaba por una noche quizás irrepetible? No lo entiendo. Es cierto que también Curry fue utilizado solo un minuto más y Durant cinco, pero ninguno de ellos estaba agrandando un récord.

Caen Los Raptors

Thompson fue en todo instante un diablo suelto haciendo estragos, con 36 puntos en la primera mitad, se agregó a Blake Griffin y Curry, en el grupo de tiradores de 50 puntos en este primer mes de temporada, contribuyendo a la marca particular establecida por el equipo con 24 triples, un total alcanzado por los Cavaliers en el 2017.

No hubo forma de frenar el impulso de Thompson mientras estuvo en la cancha. Los Bulls heridos por la falta de algunos de sus titulares, parecían a ratos estar batallando contra la furia incontrolable de Thompson.

Otro hecho llamativo en la jornada del lunes, fue ver a los Raptors de Toronto, sin el aporte de su astro Kawhi Leonard, ser superados 124-109 en duelo de invictos por los Bucks de Milwaukee, que no contaron con Giannis Antetokounmpo, su pilar fundamental. Ahora Milwaukee es el único equipo invicto en la NBA, en tanto los temibles Rockets, extrañamente debilitados, solo han podido ganar uno de cinco juegos, después de haber sido el mejor equipo de la pasada temporada regular por encima de los Warriors. Por fin Oklahoma logró su primera victoria el fin de semana, y los Nuggets de Denver que se han quedado a la orilla de los Play Offs dos campañas seguidas por solo un juego, ganan cinco de seis, en un estupendo arranque.