•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Recuerdan lo humeante que fue la serie de siete juegos entre Celtics y Bucks durante la primera ronda de Play Offs en la pasada temporada? Por supuesto, parece que fue ayer. Fue impresionante ver como sobrevivieron los Celtics atravesando todas las dificultades imaginables, frente al bravo equipo motivado por la presencia del formidable e incansable  Giannis Antetokounmpo.

Cada batalla fue como la de Salamina, de mayúscula intensidad. El jueves por la noche, moviéndose ruidosamente entre lo que todavía queda de esas columnas de humo producidas en aquella serie, los Celtics lograron terminar con el último invicto en la NBA, derrotando al equipo de Milwaukee 117-113, en un final cargado de angustia, después de haber visto desvanecerse una ventaja de 15 puntos, que parecía garantizarles tranquilidad al abrirse las puertas del último cuarto. No fue así. Milwaukee nunca pensó tirar la toalla.

Una vertiginosa racha de 12 puntos de los Bucks hizo sonar las sirenas de las alarmas en la casa de los Celtics recortando la distancia a solo tres, manteniendo al público de pie, mientras Al Horford, bujía y cerebro de los Celtics, con un triple, funcionaba como pastilla calmante.

Más adelante, Antetokounmpo falló una entrada con probables dos puntos equilibradores, y apareció Irving una vez más, acertando dos libres en los últimos instantes, proporcionando ventaja de 115-112. Con cinco segundos por jugarse, los Bucks tuvieron la oportunidad de nivelar con un triple, pero el intento no fue concretado, y entre las intermitencias de luces y sombras, los de Boston aseguraron la victoria 117-113, mejorando su balance a 6-2 en su zona, un juego detrás de los Raptors de Toronto.

Marca de 24 triples

Lo más llamativo del duelo que vio a los Celtics ganar por 13 puntos el tercer período y tomar distancia fue el frenético y efectivo bombardeo desde afuera por parte de Boston, estableciendo marca de 24 triples para la franquicia. El restablecido Kyre Irving aportó 28 puntos para los Celtics, en tanto Gordon Hayward, el gran ausente de la anterior temporada por lesión, agregaba 18 en la victoria revitalizadora.

Sin embargo, si se trata de fijar al jugador de mayor incidencia, debemos detenernos en Al Horford, quien ofreció un show de destreza para desequilibrar y encontrar resquicios para sus entregas, en tanto Semi Ojeleye, realizaba un excelente trabajo defensivo. Los Celtics registraron 30 asistencias, sin ignorar el gran despliegue de Antetokounmpo marcando 33 puntos y quedándose con 11 rebotes.

En otros juegos, los Cavaliers extrañando a LeBron, perdieron por séptima vez, ahora 110-91 ante los Nuggets de Denver. El equipo de Cleveland solo ha ganado un juego, en tanto Denver presenta balance de 7-1…

El Thunder de Oklahoma, reaccionando, se impuso 111-107 a Charlotte pese a 20 puntos y 10 asistencias de Rusell Westbrook, y los Sixers de Filadelfia doblegaron 122-113 a los Clippers de Los Ángeles…El brioso jugador de los Warriors Stephen Curry, es el líder en anotación con 33 de promedio, seguido de Damian Lillard de Portland con 29.1, mientras Kyle Lowry, mostrando su brillantez con los Raptors, encabeza las asistencias con 11.1 mientras la NBA termina de entrar en calor.