•  |
  •  |
  • END

Desde Bielefeld, Alemania

Siempre con la humildad que lo caracteriza, José Alfaro, emocionado por dentro pero recatado por fuera, comentó acerca de la inolvidable experiencia de convertirse en Campeón del Mundo, tras demoler durante 12 asaltos al tailandés Prawet Singwancha.

“Fue una victoria muy merecida. Yo sabía que lo había vencido. Lo tiré muchas veces y no había manera que fracasara”, dijo el nuevo monarca de las 135 Libras de la AMB. “Yo me siento feliz porque soy el único campeón mundial nica, y espero un gran recibimiento ahora que llegue a mi país”, añadió.

Luego de tirar en el segundo round al tailandés, percibimos que bajastes un poco tu ritmo de pelea, ¿porqué?
“No me podía ir de boca. Él era muy rápido y podía sorprenderme, pero todo estaba controlado”.


¿Cuándo te sentiste con seguridad de la victoria?
“Luego del cuarto round, me sentí confiado. Fue en el episodio que lo tumbé y casi lo noqueo. Ahí me percaté de que tenía una amplia ventaja sobre él, y no había manera que me quitaran mi cinturón”.


¿Qué pasó cuando te restaron un punto?
“Él era bastante pequeño. Yo creo que lo golpeé bien, pero el réferi me restó punto, pero como la ventaja estaba amplia para mí, no me incomodó eso. No generó presión en mí”.


¿Qué fue lo que más te sorprendió de él?
“Presentaba un excelente movimiento de piernas, y eso me confundió bastante al inicio. Pero una vez que me ajusté a eso, las cosas mejoraron para mí”.


¿Qué opinión tenés para el juez que vio ganar a Singwancha?
“No sabemos qué estaba viendo él. Pero así es esto. En el boxeo siempre se dan las sorpresas de los fallos, pero gracias a Dios salí bien con ello”.

Alfaro y su equipo de trabajo estarán arribando al país mañana 31 de diciembre, y el nuevo Campeón planea regalar juguetes a los niños necesitados de Nagarote, su pueblo natal.