•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aquel Barsa del 20 de abril del 2010, deslumbraba mientras fabricaba magia y transmitía una seguridad casi absoluta manejado por Guardiola. Ahí estaban, en pie de guerra: Piqué, Busquets, Xavi, Touré, Keita, Puyol, Alves, Messi, Ibrahimovic, Pedro y Valdés, con Henry y Abidal en el banco, en busca de liquidar al Inter de Mourinho en San Siro.

No era una pelea desigual, porque el Inter tenía a Julio César, Eto, Sneijder, Maicon, Milito, Zanetti, Lucio y Cambiasso, pero el favoritismo del Barsa no se discutía, sobre todo después del gol de Pedro en el minuto 19.

Todo parecía marchar sobre rieles, pero el gol de Sneijder equilibrando la pizarra en el minuto 30, lo cambió todo. El Barsa no encontró espacios para maniobrar y el Inter hizo crecer la presión. Goles de Maicon y de Milito, sellaron el 3-1, y aunque el Barsa se impuso 1-0 en la vuelta, quedó eliminado en semifinales de una Champions que se pensó, tenía asegurada. Hace poco, en la versión 2018-2019 de este torneo, el equipo azulgrana sin el aporte de Messi lesionado, derrotó al Inter 2-0 con estocadas de Rafinha y Jordi Alba.

Messi para hacer barra

El equipo que ahora dirige Valverde es líder del grupo B con un rendimiento perfecto obteniendo nueve puntos en tres juegos, marcando 10 goles —cinco de Messi en los dos primeros juegos con el PSV holandés y el Tottenham inglés— y permitiendo solo dos. El Inter lo persigue con seis puntos y balance de 4-4 en goles anotados y soportados. Una victoria hoy, empujaría al equipo italiano a un empate en puntos con el Barcelona.

¿Es posible eso? Este Barsa no es el de Guardiola. Sigue siendo un equipo de gran brillantez, pero no cegadora. Fue vencido por el Leganés en la liga de España, y el pasado sábado, estuvo a punto de ser derrotado por el Rayo Vallecano.

Fue en el minuto 86 que Dembelé igualó 2-2 con un zurdazo rasante, devolviendo la circulación en la sangre a los catalanes, y en el 90, casi por guardar las pailas, el gol de Suárez, arremetiendo por la izquierda, hizo posible un triunfo sacado de las brasas. Messi ha sido convocado, pero no se cree sea utilizado saltando sobre la consideración médica. Eso hace más vulnerable a este Barsa con tantos jugadores intermitentes, incluido Coutinho.

Otros duelos hoy

Después de perder 0-4, arrollado por el Borussia Dortmund, el equipo español Atlético, muy bien armado, intentará hoy sacarse la espina en batalla correspondiente al grupo A. La diferencia entre ellos es de tres puntos, y Simeone, técnico del Atlético, considera que pese a la goleada recibida en Dortmund, ahora será otra historia con un desenlace diferente. “Ese no era el equipo que ustedes conocen”, dijo frente a la pesadilla el 24 de octubre…

El poderoso París Saint German que reúne en la línea de fuego a Neymar, Mbappé y Cavani, fue salvado en tiempo de reposición por un golazo de Angel DiMaría que selló la pizarra 2-2, impidiendo una victoria que saboreaba el Nápoles italiano.

Gol de Insigne adelantó al Nápoles, igualó el PSG por autogol de Rui Silva, recuperó el mando el Nápoles con estocada de Mertens, y en el 92, apareció DiMaría con el zarpazo salvador del caos, porque el equipo francés, había perdido con el Liverpool 3-2.

Limitado a 4 puntos, el lujoso equipo de tantos astros, se encuentra tercero en el grupo C, persiguiendo al líder Liverpool y al Nápoles que registran 6 y 5 puntos… A simple vista el Liverpool que goleó 4-0 al Estrella Roja, debe repetirle la misma dosis hoy en la revancha.