•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras caer por goleada en sus primeros dos encuentros (México y Jamaica), la Selección Nacional de Futbol Sub-20 de Nicaragua enfrentará esta tarde (4:15 p.m.) a su similar de Aruba en busca de su primer triunfo en el Campeonato Masculino Sub-20 de Concacaf, que se juega en el complejo deportivo IMG Academy, en Florida, Estados Unidos. 

Sin duda no ha sido el mejor arranque para la Azul y Blanco, que enfrentó en sus primeros dos encuentros a los dos equipos más difíciles del grupo B. Las goleadas sufridas ante Jamaica (3-0) y México (7-0) dejan a Nicaragua en una situación complicada: sin puntos y con -10 en diferencia de goles.

De tal manera que a falta de tres partidos para que finalice la fase de grupos, los pinoleros deben juagar perfecto y tratar de golear para optar al segundo puesto del grupo y garantizar la clasificación a la siguiente ronda, una ecuación que luce compleja de resolver. 

De momento, Aruba ocupa el tercer lugar del grupo B con cuatro unidades, luego de empatar 1-1 ante Saint Martin en la primera fecha y golear a Granada 3-0 en la segunda jornada. Menospreciar a este rival sería un error fatal para los dirigidos por el técnico Mario Alfaro, ya que una derrota o un empate, que no serían resultados descabellados, dejarían a la selección nacional sin posibilidades matemáticas de avanzar de ronda.

Nicas proponen

Si algo dejó muy en claro la selección nacional Sub-20 en el partido ante Jamaica, es que es capaz de idear jugadas ofensivas que le permiten pisar el área rival en muchas ocasiones y con bastante facilidad, aunque sufre siempre por la falta de precisión, ya sea en el último pase o en el disparo a marco.

En el encuentro ante Jamaica destacaron los sacrificios hechos por jugadores como Starlin Acuña y Eliam Palacios, quienes constantemente buscaron entrar al área rival y crear jugadas que permitieran quedar mano a mano con el arquero rival. Para el encuentro de hoy, los nicas deben jugar con la misma insistencia e intensidad, sin descuidar la parte defensiva y evitar una contra de Aruba, que cuenta con hombres muy rápidos, que pueden resolver un encuentro con gran facilidad.