•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Novak Djokovic y Roger Federer se presentan como los grandes favoritos en el Masters de final de temporada en Londres, que comienza el domingo y donde la nueva generación, encarnada sobre todo por Alexander Zverev o Dominic Thiem, intentará hacerse notar.

Con la baja de Rafa Nadal, con problemas abdominales y operado el lunes del tobillo derecho, Djokovic tiene asegurado acabar el año, por quinta vez en su carrera, como número 1 del mundo, tras su impresionante segunda mitad del año, con títulos en Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos, además de en los Masters 1000 de Cincinnati y Shanghai.

Únicamente el estadounidense Pete Sampras, que acabó número 1 en seis años (1993, 1994, 1995, 1996, 1997, 1998), lo hizo mejor.

"Estoy muy orgulloso de esta actuación. Es muy especial este año, después del camino que he atravesado estos quince últimos meses y más especialmente en los ocho o diez últimos meses", explicó 'Nole' en conferencia de prensa el viernes, subrayando que una hazaña así era "improbable" después de su operación en el codo en febrero.

En el Masters londinense, lo principal en juego será el prestigio.

Muchos sueñan con una final Djokovic-Federer, dos treinteañeros que son un modelo a seguir para los más jóvenes.

Djokovic tiene asegurado acabar el año, por quinta vez en su carrera, como número 1 del mundo. Foto: EFE/END

Federer, a sus 37 años, puede presumir de sus 20 títulos del Grand Slam y de sus seis coronas en el Masters, un récord en ese torneo, aunque la última se remonta a 2011.

El suizo consiguió el pasado mes en Basilea su título número 99 y aspirará en la capital británica a llegar al 100, una barrera simbólica que sólo alcanzó el estadounidense Jimmy Connors (109).

"No creo que sea realmente importante dónde gane mi torneo 100, mientras suceda", estimó Federer el viernes.

Por su parte, Djokovic ganó cinco veces el Masters, en 2008 y de manera consecutiva entre 2012 y 2015.

En su grupo del Masters, Djokovic se medirá a Zverev (5º del mundo), al croata Marin Cilic (7º) y al estadounidense John Isner (10º). Por su parte, Federer tendrá como adversarios en su llave al sudafricano Kevin Anderson (6º), Dominic Thiem (8º) y el japonés Kei Nishikori (9º).

- Un precedente muy fresco -

Djokovic y Federer se midieron por última vez el sábado de la pasada semana en semifinales de París-Bercy, con victoria para el serbio después de tres horas de intensa batalla.

Sin Nadal ni el argentino Juan Martín Del Potro, la principal amenaza para ambos vendrá de la nueva generación.

 Federer, a sus 37 años, puede presumir de sus 20 títulos del Grand Slam y de sus seis coronas en el Masters. Foto: EFE/END

El ruso Karen Khachanov, de 22 años, cortó el domingo en la final de París-Bercy la racha de 22 triunfos seguidos de Djokovic y enseñó el camino, pero en Londres sólo será suplente.

Las miradas se dirigen más hacia Zverev, campeón esta temporada de su tercer Masters 1000, en mayo en Madrid.

El alemán de 21 años, que en Bercy estuvo mermado por un dolor en el hombro derecho, lleva unas últimas semanas algo decepcionantes, con derrotas ante rivales de menor jerarquía: el rumano Marius Copil en Basilea (semifinales), el ruso Khachanov en Bercy (cuartos), el tunecino Malek Jaziri en Pekín (octavos) o su compatriota Philipp Kohlschreiber en el US Open (dieciseisavos).

A sus 25 años, Thiem, que disputó en junio su primera final del Grand Slam en Roland Garros, ha dado un paso adelante este curso, especialmente en pista dura.

En su tercera participación en el Masters, intentará hacerlo mejor que en sus eliminaciones en la fase de grupos en 2016 y 2017, para poder aspirar a suceder en el palmarés al búlgaro Grigor Dimitrov, que no está en esta edición.