•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El pugilista mexicano Pedro Guevara no es de ese club de boxeadores que suelen hacer una exagerada apología de sí mismos, al tiempo que vociferan sin parar en contra de sus rivales, al menos eso demostró durante la conversación de la que surgió esta nota. El ex campeón mundial declaró estar consciente de que en Román “Chocolatito” González tendrá a un oponente de gran trayectoria y todavía peligroso, aunque también dejó claro que está entrenando a consciencia y con la mirada puesta en “provocar un impacto”.

“No pienso en que Román González ya no es el mismo de antes, yo estoy enfocado en que voy a pelear contra un “Chocolatito” que no está disminuido, que aún tiene mucho que ofrecer. Es por eso que vamos a pelearle de una forma inteligente, con una estrategia muy bien diseñada”, dijo Guevara, quien peleó por última vez el pasado 1 de septiembre, logrando una victoria ante Roberto Sánchez. 

“Me estoy preparando para esta pelea, consciente de que voy a enfrentarme a un rival que ha sido campeón en cuatro categorías distintas, y que en su momento fue el mejor libra por libra del mundo, aunque también estoy claro de mi capacidad y de lo que puedo hacer esa noche. Estoy entrenando para ganar, no solo para hacer un buen trabajo. Mi objetivo para cuando suba al ring será provocar un impacto”, exteriorizó quien fuera campeón de las 108 libras durante casi un año, entre el 2014 y el 2015.

El “Chocolatito” buscará sumar su triunfo 50.  ARCHIVO / END

Sobre la pelea

Para el pasado mes de mayo estaba programado que Román González volviera al ring y lo hiciera enfrentando a Guevara, sin embargo, el combate no se realizó , y el mexicano vio escaparse una gran oportunidad. Ahora el asunto es distinto. “Ya no hay vuelta atrás, hemos firmado el contrato y la pelea va porque va. Yo me siento motivado y muy contento con esta oportunidad de enfrentar a un boxeador del calibre de Román González. Me informaron de la pelea hace como dos o tres semanas, para entonces estaba consciente de que era solo uno de los rivales a los que podría enfrentar Román en su última pelea del año. Gracias a Dios con el pasar de los días, la idea del combate fue agarrando forma y ahora ya es un hecho. Esa noche que lo enfrente voy a demostrar de lo que estoy hecho. Voy a darle una pelea brava al “Chocolatito””, expresó el pugilista. 

Fuerte en 115

Consultado sobre sus condiciones ahora que está en la categoría supermosca, “Pedrín” aseguró que “me siento muy bien peleando en las 115 libras, es más, creo que hasta rindo más cuando batallo en esta categoría. Ya me costaba mucho marcar las 108 libras y peleaba en ese peso porque estaba clasificado, pero ahora regreso a las 115 con la motivación de tener acción en las carteleras Superfly, el evento de las categorías pequeñas del que todos hablan”.Para el pasado mes de mayo estaba programado que Román González volviera al ring Archivo\END

“Después de un tiempo de inactividad de casi ocho meses, regresé a los entarimados en mayo y ese combate me sirvió para entrar en ritmo. Luego volví a pelear el pasado mes de septiembre y me sentí bien, listo para retos mayores como este frente a “Chocolatito”. Creo que Dios hace todo a su tiempo y ahora me da la oportunidad de pelear con Román porque este es mi momento”, respondió Guevara, al ser cuestionado sobre la razón de su ausencia en los entarimados desde noviembre del 2017 hasta mayo del 2018.

Pedro también valoró la última presentación del boxeador nicaragüense, asegurando que “en su combate contra Moisés Fuentes, Román González se vio muy bien y lució en buenas condiciones físicas. Creí que Moisés haría una mejor presentación, pero se encontró con un “Chocolatito” muy decidido”.

El choque entre la leyenda nicaragüense y el pugilista mexicano será el 8 de diciembre en el StubHub Center, en Carson, California. Los boletos fueron puestos a la venta ayer y van desde los 25 hasta los 150 dólares.