• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En busca de una presentación que le permitiera demostrar que su brazo derecho todavía tiene mucho para dar en el mejor beisbol del mundo, Erasmo Ramírez se encontró con una derrota nada favorable para sus pretensiones de salir pronto de la agencia libre. En el segundo juego de la serie entre las estrellas de las Grandes Ligas y los Samuráis de Japón, el rivense apareció como abridor y tan solo pudo sostenerse en la colina por tres episodios, pues la ofensiva nipona lo descifró conectándole seis imparables y produciéndole cinco carreras limpias.

En el Estadio Tokyo Dome, Erasmo lució fácilmente bateable, lejos de su mejor versión y próximo a lo vulnerable. En el arranque del juego dominó al primer bateador que enfrentó, Shogo Akiyama, sin embargo, Sosuke Genda lo sacudió con un doblete por el jardín izquierdo, y tras ponchar a Tetsuto Yamada, Yuki Yanagita le conectó una línea potente por la antesala que se extendió hasta los jardines y propició la primera anotación del equipo asiático. Para el segundo inning, Ramírez pareció encontrar el sendero del dominio y retiró en orden a Seiji Uebayashi, Kazuma Okamoto y Tsubasa Aizawa.

Inning caótico

No obstante, Erasmo volvió al caos en el tercer episodio, mismo en el que fue duramente golpeado. Todo empezó cuando le dio base por bolas a Kazuki Tanaka, el primer artillero al que se midió en esa entrada. Lo que vino después fue un bombardeo despiadado por parte de los nipones. Akiyama lo estremeció con un tablazo de tres almohadillas por el bosque central que movió la pizarra a 2-0, y acto seguido, Genda conectó un sencillo que empujó la tercera carrera del equipo de casa. El nicaragüense sintió un poco de alivio cuando pudo sacar el primer out dominando a Yamada en un roletazo por la inicial; sin embargo, Yanagita volvió a descifrarlo y esta vez con más furia, ligándole un tremendo cuadrangular que estableció el 5-0 en el marcador.

Pese al castigo, a Erasmo le fue permitido completar el inning. Dominó en rodado a la intermedia a Hotaka Yamakawa, recibió doblete de Uebayashi y terminó su labor obligando a Okamoto a fallar en un roletazo a las paradas cortas. El tirador sureño se fue a las duchas cargando una efectividad de 15.00 y siendo el responsable de la derrota sufrida por las Estrellas de la MLB, que han perdido los dos primeros juegos de la serie contra los Samuráis, el primero con score de 7-6 y el de ayer con pizarra de 12-6.

Esta pudo ser la última vez que Erasmo lanzó con el uniforme de los Marineros de Seattle, equipo que decidió no contar con sus servicios para la temporada del 2019. En estos momentos, Ramírez es agente libre y, según ha manifestado, su representante le expresó que hay algunos equipos interesados en negociar con él. Hasta ahora no hay nada confirmado.