• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El capitán de la Selección Nacional de Futbol, Juan Barrera, admitió ayer que se cometieron errores en el encuentro que la Azul y Blanco perdió 2-0 ante Haití, en la tercera fecha de la Liga de Naciones de Concacaf, resultado que metió en incertidumbre el pase de los nicas a la Liga A y a la Copa Oro de la Uncaf.

“La verdad considero que cometimos dos errores, que al final fueron claves para los dos goles marcador por Haití. Considero que ellos no fueron superiores futbolísticamente, pues hicieron un partido simple: metieron dos goles y se echaron atrás. Ahora, tras este resultado, lo que nos queda es aprender de los errores y buscar la manera de mejorar”, señaló Barrera.

Por su parte, el defensor nacionalizado nicaragüense, Luis Fernando Copete, argumentó que a la selección nacional le hizo falta “un poco de tacto e inteligencia” para afrontar el encuentro ante los caribeños, ya que “desde que arrancó (el partido) sabíamos que ellos iban a salir a contragolpear. Creo que tenemos que aprender que jugando al pelotazo y sin elaborar jugadas no podemos afrontar un partido tan importante. Ellos utilizaron su velocidad para armar salidas rápidas y fue así que nos lograron hacer daño”.

“Para mí era muy importante esperar y ver qué proponía el rival, pues ellos venían con la espina clavada del último partido en el que los dejamos fuera de la Copa Oro. Por eso que considero que teníamos que llegar con calma al duelo, pero no fue así y ahora vemos las consecuencias”, argumentó Copete.

Faltó condiciones físicas

Tanto Barrera como Copete coincidieron en que la selección nacional sufrió mucho por la sobrecarga muscular, que fue el motivo de la salida del capitán al minuto 31 del partido. “Andaba un poco resentido del abductor derecho previo al partido, pero ya en el encuentro me lesioné el abductor posterior. Sé que otros compañeros andaban con algunas cargas físicas, pero la verdad no estoy seguro si eso influyó o no en la forma en que se jugó. Espero que pronto nos recuperemos todos y podamos estar muy bien para afrontar el siguiente encuentro”, expresó Juan.

Por otro lado, Copete consideró que la sobrecarga de trabajo, principalmente una semana antes del encuentro, le pasó factura a muchos, ya “que nos cargamos y hasta nos lesionamos antes del juego”.

“Yo jugué lesionado y varios igual lo hicieron así, creo que no se manejó bien el plan de trabajo y de descanso de la selección. Digo esto porque en los días que estuvimos en la escuela de talentos no pude dormir bien, no sé por qué, y creo que no me recuperé de la carga que traía del último partido que tuve en Colombia. Creo que todo eso nos afectó y al final no pudimos sacar un buen resultado”, remarcó Copete.

Lo que viene

Tanto Copete como Barrera coinciden que ahora solo resta realizar un buen trabajo ante Barbados y luchar fuerte por obtener un resultado que logre clasificar a Nicaragua a la Copa Oro y a la Liga A. “Mientras existan las posibilidades de clasificar, siempre hay que esforzarse por conseguir el objetivo. Falta un partido, sabemos que será duro, pero siempre hay que ir con la cabeza en alto y aprovechar las oportunidades”, dijo Barrera.

Mientras tanto, Copete argumentó que “lo único que nos resta es pensar en el próximo partido y saber que ahí puede estar la opción de nosotros para clasificar. Tenemos que ir a jugarnos la vida, conscientes de que debemos hacer un buen trabajo para lograr los objetivos que nos hemos planteado”.