• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Cuando la actual campaña de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) se puso en marcha, el antesalista nicaragüense Cheslor Cuthbert fue ubicado entre los peloteros a seguir por su estatus de ligamayorista; sin embargo, durante el primer mes de la temporada, sus números fueron decepcionantes, manteniéndose apenas por encima de los 150 puntos de promedio ofensivo. Ha sido hasta en las últimas semanas que ha empezado a enviar señales de lo que con su potencial es capaz de hacer, mostrando una llamativa mejoría y elevando su average hasta los 202 puntos.

La noche del domingo pasado, Cheslor conectó su segundo jonrón de la temporada y remolcó dos carreras, llegando a nueve imparables en sus últimos 10 juegos. Antes de ese repunte, el tercera base costeño sumaba 15 incogibles en 21 duelos disputados con los Yaquis de Obregón. Entre los indiscutibles de Cuthbert aparecen cuatro dobletes, dos de ellos conseguidos en sus últimos 10 partidos. Asimismo, en los recientes 11 días, la incidencia del nicaragüense en su equipo ha sido mayor, lo cual se refleja en que suma seis carreras anotadas, una menos que las que había marcado en el primer mes de campaña. Con los Yaquis, Cheslor presenta un promedio de .275 sobre las bases y un slugging de .286.

No hay duda de que sus números han mejorado, lo que se espera sea el inicio de un resurgimiento ofensivo que le permita dejar pruebas claras de su talento.

Elmer, siempre activo

Por su parte, el leonés Elmer Reyes ha sostenido su ritmo ofensivo, manteniéndose próximo a los 300 puntos. Elmer batea para .343 en los últimos 10 juegos con los Mayos de Navojoa, producto de 12 imparables en 35 turnos al bate. En general, el infielder nacional promedia 295 unidades, consecuencia de sumar 31 cañonazos en 105 visitas al plato, contando entre sus indiscutibles cinco dobles y un cuadrangular. En total acumula 12 carreras anotadas y 13 impulsadas, con ocho bases por bolas negociadas y 27 ponches recibidos, a la vez que registra un porcentaje sobre las almohadillas de .367.

Everth Cabrera, por su parte, conectó de 4-2 en el duelo del domingo contra los Charros de Jalisco, actuación que le permitió elevar su promedio ofensivo a .222, como resultado de acumular 22 cañonazos en 99 turnos oficiales, recorrido en el que conecta cinco dobletes y un jonrón, suma cuatro bases por bolas y 20 ponches, registra nueve anotadas y 10 impulsadas, y promedia .252 sobre las bases.