• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Con las semifinales del torneo Apertura de Liga Primera a la vuelta de la esquina, los cuatro clubes que disputarán dicha fase (Real Estelí, Juventus, Managua FC y Caciques del Diriangén) ya se encuentran afinando detalles de cara a sus respectivos compromisos, en busca de un pase a la gran final de Liga Primera, luego de más de una semana de parón por fecha FIFA.

Para Emilio Aburto, director técnico del Managua FC, que disputará su partido de semifinal ante los Caciques del Diriangén, el club blanquinegro tiene su mayor fortaleza “en su gran tradición”, aunque admite que los diriambinos han desmejorado a lo largo de los último años. “Todos los equipos que están en las semifinales tienen las mismas posibilidades de clasificar a la final, ya que si estamos disputando esta instancia es por algo. Los Caciques son un equipo aguerrido, que tienen muchas finales disputadas y también muchos campeonatos, aunque estamos conscientes que este Diriangén no es el mismo de hace unos años, porque unos 10 o 12 años atrás los diriambinos sí metían miedo”, argumentó.

El técnico asegura que disputar una semifinal, siempre implica toparse con equipos que van a vender cara su derrota y que pueden complicar a cualquier rival. “En semifinales, contra el club que sea, los partidos son siempre fuertes y los equipos llegan muy parejos, creo que la clave estará en quién hace mejor su trabajo de preparación y el nivel de concentración con el que se llegue al partido”, explicó Aburto.

Números a favor

Según el entrenador, los Leones Azules llegan muy motivados al encuentro con los Caciques, especialmente por todo lo que se hizo en la etapa regular del torneo. “Todos los jugadores del equipo viene motivados a estas semifinales, por las fortalezas que presentamos durante toda la temporada, en la que fuimos el mejor equipo a la ofensiva con 40 goles anotados, le sacamos 18 puntos de diferencia a los Caciques, aparte fuimos la segunda mejor defensiva del campeonato con 17 goles permitidos, pero lo más importante que traemos, es la actitud como equipo y la unidad familiar que hemos logrado crear a lo largo de la temporada”, afirmó Aburto.

El Managua se ha trazado para esta temporada, la meta de superar la actuación del torneo pasado cuando alcanzaron la final, pero se quedaron a un paso de ser campeones. Para este Apertura, el objetivo es alcanzar nuevamente la final, y ganar el campeonato para lograr llegar a la Liga Concacaf, para Aburto, esto es posible pero los esfuerzos deben ser mayores, “cuando alguien sabe llevar un equipo, con una buena planificación, ninguna circunstancia nos va a afectar, el parón de más de dos semanas que acabamos de tener, creo que no nos afectó en nada, al contrario, logramos recuperar a varios jugadores que se había sobrecargado por la intensidad del torneo, ahora el equipo llega bien, con las ganas y la energía de coronarnos campeones”, finalizó.