• Panamá |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

De entre las 25 personas que integran la delegación nicaragüense que está en Chitré, Panamá, seguramente nadie se alegró más que Jorge Luis Avellán con el triunfo de la selección ante México. Él, más que nadie, sabía de lo trascendental que era ganar en el debut y tumbar a un rival directo dentro del grupo C. Tras el partido no se negó a hacer un análisis del desempeño de la selección, y si bien elogió el trabajo de sus muchachos, no dejó de reconocer que hay aspectos que deben mejorarse de cara al resto del campeonato.

“La importante de esta victoria es que fue ante un rival duro, en cuyas filas hay cuatro bateadores muy fuertes y lanzadores de gran nivel como los que tuvieron acción hoy. Sin embargo, los mexicanos se encontraron con un adversario competitivo como Nicaragua,” dijo el adiestrador a manera de introducción de su comentario.

El picheo

Sobre la actuación de los lanzadores, expresó que “Elsner López hizo un gran trabajo, y Sergio Umaña realizó un relevo que de entrada fue bueno, pero los errores de la defensiva lo desconcentraron y luego le costó volver a justarse. La buena noticia con él es que vamos a poder utilizarlo en el tercer partido. Tras la salida de Umaña, decidimos traer a Kenny Cruz porque es uno de los tiradores que más pone strikes con cualquiera de sus lanzamientos, y gracias a Dios hizo el trabajo.”

“Sí es cierto que jugamos basándonos en la velocidad de nuestros peloteros, buscando sacarle provecho al beisbol pequeño, aunque reconozco que cometimos un par de errores, pero así es el beisbol. Esos aspectos en los que hoy (ayer) fallamos estoy seguro que vamos a superarlos”, exteriorizó el timonel, añadiendo que uno de los principales aciertos en el partido de ayer fue la ubicación de Tristan Hansack como primero en el orden al bate, “pues hizo un estupendo trabajo”.

Sobre el rival de hoy, Avellán declaró que “será muy importante que los muchachos no se confíen pensando que estarán frente a un adversario fácil de vencer, porque no es así. La experiencia me dice que en estos niveles Argentina sí juega bien al beisbol”.