• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En la previa del encuentro se dijo que la selección Sub-18 no debería tener dificultades para superar a los guatemaltecos, y al final así fue, pues se impuso por súper nocaut de 17-2 en cinco episodios completos, aunque durante las tres primeras entradas las expectativas estaban siendo burladas por la realidad, pues fueron los no favoritos los primeros en adelantarse y lo hicieron en la parte alta de la tercera ronda, anotando en par de ocasiones gracias a dos imparables y el descontrol de Haxel Carrasco, quien en relevo del abridor Sergio Umaña llegó a regalar dos bases por bolas y un golpe, haciendo girar el mundo al revés.

Fue hasta en el cierre de ese mismo tercer inning, cuando las cosas fueron puestas en su lugar. Con dos outs en la pizarra, Felipe Aguilar conectó un sencillo al izquierdo y Rodolfo Bone y Milkar Pérez recibieron bases por bolas, dejando el escenario listo para que Carlos Castillo con un hit al central empatara las acciones y Carlos Bravo con otro indiscutible le diera vuelta al marcador 3-2. Acto seguido, ante un nuevo lanzador, el receptor Luis Arias amplió la ventaja nica a 5-2 con un doble entre el bosque central y el derecho.

Ofensiva letal

Desde entonces, el bateo nica fue implacable. Sumó dos carreras en el cuarto gracias a sencillo remolcador de Hansack y un roletazo productivo de Milkar Pérez.

Luego, en el cierre del quinto, se produjo el estallido final. Un ataque de ocho imparables que combinado con el descontrol de los tiradores guatemaltecos resultó en un rally de 10 carreras, con lo cual la ventaja nica se amplió a 17-2, lo suficiente para concretar el súper nocaut. En esta lluvia de batazos sobresalen el triple de Carlos Bravo con las bases llenas y el cuarto indiscutible de la tarde de Felipe Aguilar, impulsador de la carrera que decretó el éxito. La victoria fue para Yarol Ramírez, quien con autoridad se hizo cargo del montículo tras el naufragio de Carrasco.

De esta forma, Nicaragua cerró la ronda regular con récord de 3-1 y como segundo lugar del grupo C, tras vencer a México (6-5), Argentina (9-1) y Guatemala (17-2) y caer frente a Panamá (2-1).