•  |
  •  |
  • END

El Walter Ferreti y Real Estelí se ven las caras hoy (3:00 p.m.) en el primer duelo de la final del Torneo Clausura y es difícil no mirar con argumentos en mano, el amplio favoritismo de los estelianos para ganar su sexto título consecutivo en estos torneos desde que se juega este nuevo formato de Apertura y Clausura para definir al campeón nacional.

Los rojinegros podrían cambiar la historia en la cancha pero sería un acto casi heroico para un equipo que ha sido tan irregular e incoherente en su juego. Para agregar algo más a estos antecedentes nada favorables a los capitalinos, Ferreti lleva 279 minutos sin anotarle al Estelí, y tomen nota, acumula ocho partidos sin lograr un triunfo.

En ese trayecto, los norteños tienen cinco victorias y solo en tres ocasiones empatan con los rojinegros. Pero pongamos a un lado las estadísticas, frías para muchos, y veamos qué nos podría ofrecer este partido en la cancha del IND.

Bajas: Ferreti no tendrá a uno de sus defensas más activos, Silvio Avilés, una ausencia fundamental si tomamos en cuenta que Estelí ataca mucho por las bandas y sin Avilés por ahí, podría ser más factible que los norteños lleguen con autoridad al marco rival.

Sin menospreciar a los demás, la falta de Juan Barrera se notará mucho porque Ferreti no tendrán a su mejor hombre en la creación y que además trabaja con buen suceso en la recuperación. Y sin Wilber Sánchez, los rojinegros perderán la profundidad que aporta el delantero más veloz del fútbol nacional.

Pero argumentar solo en contra del Ferreti podría mal interpretarse. Vamos a la otra acera, Estelí no tiene al mejor portero del país. Denis “El Pulpo” Espinoza hace la diferencia en cualquier equipo y los rojinegros ya le deben un monumento al guardameta después de cómo eliminó al Diriangén en semifinales. Aunque Denis no puede aportar más allá de su portería.

Estelí no tiene un jugador con la fuerza de Alejandro Barrios en el ataque, pero es inevitable decir que tiene a dos de los más hábiles: Samuel Wilson y Rudel Calero, además de Elmer Mejía que siempre se convierte en el alma de los rojiblancos en la media cancha y a la ofensiva.

La defensa del club campeón habla por sí sola, liderada por Juan Pabla Chacón, quien sin duda en su función supera en liderazgo y desempeño a Mario Gastón.

Para este duelo Otoniel podría aplicar algunas variantes: poner de contención a Mejía con Marlon Medina aprovechando lo rápido que mueven y recuperan el balón, y no se descarta que Ismael Reyes no aparezca como volante lateral.

Es difícil ir contra los resultados pero nadie puede negar que el mejor equipo en los últimos años tiene un solo nombre, Real Estelí. Pero Ferreti podría decir algo distinto, la palabra y el balón están a su disposición.