• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los partidos de vuelta de las semifinales del torneo Apertura de Liga Primara se jugarán este fin de semana (1 y 2 de diciembre) con el tiempo y el marcador jugando en contra de los Caciques del Diriangén y el Juventus FC, equipos que perdieron sus respectivos encuentros de ida con similar marcador (2-1) ante el Managua FC y el Real Estelí.

Para Mauricio Cruz, director técnico de los Caciques, el resultado adverso fue producto de “errores en el aspecto defensivo, que al final se tradujeron en los goles en contra. El Managua supo aprovechar sus oportunidades, mientras que nosotros no supimos hacer lo propio con los espacios que nos pudimos crear o que el Managua nos regaló.

Estamos claros que el juego de ida ya se perdió, pero faltan todavía 90 minutos, que creemos podemos aprovechar para alcanzar el objetivo y anotar los dos goles que necesitamos, eso sí, con la concentración, disciplina y trabajo táctico necesario, enfocado en mejorar las debilidades vistas en el partido de ida”.

Para el técnico de los Caciques, su club hizo un muy buen partido, con muchas llegadas al marco y jugadas que pusieron en peligro al Managua. “El equipo mostró que puede llegar, la realidad fue que el portero de ellos (Brandon Mayorga), tuvo muy buenas intervenciones, pero un partido no se parece al otro y ahora nos toca salir a dar batalla para alcanzar la final, ya que el equipo siempre ha trabajado en función estar en la final y ser campeones, y por eso no vamos a cometer los mismos errores en la vuelta”, expresó Cruz.

Chanampe confía

En la otra llave semifinal la situación es similar para el Juventus FC, que llega a la vuelta en el estadio Independencia con el marcador adverso y en la búsqueda de dos goles, que le permitan colarse a la final. Para el técnico argentino Roberto Chanampe, entrenador de los Pibes, “el gol tempranero del Real Estelí sacó un poco de concentración, ya que no pudimos tener una reacción rápida y nos costó mucho ubicarnos en la cancha.

Creo que fue un golpe duro, no nos pudimos levantar tan rápido. Estelí tuvo oportunidades, aprovechó algunas que tuvo y manejaron el partido en la mayoría del tiempo, nosotros nos sentimos muy incómodos y nos quedó la espinita de poder haber hecho algo mejor, pero por suerte todavía tenemos un partido de vuelta, en el que podemos enmendar los errores y tratar de obtener el resultado”.

Para el técnico argentino, afrontar el partido de vuelta será una tarea muy difícil, considerando que se jugará en el estadio Independencia, donde el Real Estelí se crece y sacar un resultado positivo se vuelve una gran dificultad. “Confío en el grupo, estamos trabajando bien, a consciencia para dar la lucha allá y revertir la situación, creo que no tenemos mucho que perder y vamos a salir a buscar el marcador desde el primer minuto”, finalizó Chanampe.