• Ciudad de Panamá, Panamá |
  • |
  • |
  • Edición Web

Con una soberbia actuación del abridor costeño Keylon Downs y un valioso relevo de Kenny Cruz, más el siempre incidente accionar del primer bate Tristan Hansack, la selección Sub-18 de Nicaragua superó 4-1 a República Dominicana en el estadio Rico Cedeño, de la Ciudad de Chitré, en Panamá, donde se está jugando el Campeonato Panamericano de la categoría.

De esta forma, el combinado nacional mejoró su récord a dos victorias y dos derrotas en la segunda vuelta, lo que le permite estar muy cerca de su clasificación al Mundial.

Lea: Inicia la Liga Profesional en un contexto difícil y sin nombres atractivos

PRIMER ATAQUE

La selección nicaragüense golpeó primero al picheo dominicano y lo hizo en la entrada uno, cuando Felipe Aguilar conectó un sencillo al bosque derecho y producto de un mal fildeo del jardinero avanzó hasta la tercera, desde donde fue remolcado por Rodolfo Bone con un fly de sacrificio por el izquierdo.

Keylon Downs se apuntó la victoria ante República Dominicana. Foto: Harold Briceño/END

Una entrada más tarde, la tropa nacional amplió su ventaja a 2-0 aprovechando el descontrol del abridor Enmanuel Peña y un error de la defensiva contraria. Carlos Bravo negoció base por bolas, avanzó a segunda por un lanzamiento descontrolado de Peña y tras boleto gratuito a Gustavo Arana, anotó la segunda carrera por un mal tiro a la primera base del receptor dominicano Junior Ramos.

De interés: Dominicana primer rival de Nicaragua en Panamericano Sub-10

VENTAJA DEFINITIVA

En el tercer episodio ocurrió la primera anotación de los dominicanos, por quienes Carlos Morel abrió la tanda conectando doblete, se movió a la antesala por un error del shortstop Carlos Castillo sobre batazo de Ramos, y anotó como resultado de un roletazo para doble play de Luis Marte. Ese sería el único daño que a lo largo del encuentro sufriría el abridor nicaragüense Keylon Downs.

El trabajo hecho por la ofensiva no fue más que el merecido respaldo al abridor Keylon Downs y al relevista Kenny Cruz. Foto: Harold Briceño/END

Al tímido despertar de los dominicanos, la ofensiva pinolera respondió con par de anotaciones para establecer el marcador definitivo. El 3-1 llegó en el quinto inning gracias a un doblete de Yarol Ramírez, un toque de sacrificio de Anthony Bassett y otro indiscutible de Tristan Hansack, el jugador que pertenece a la organización de los Nacionales de Washington y que desde el primer día del torneo ha sido el mejor bateador de Nicaragua. La cuarta y última carrera del equipo dirigido por Jorge Luis Avellán se produjo en la séptima entrada, cuando Yarol Ramírez llegó a la inicial por error en tiro del parador en cor4to dominicano, se robó la segunda, avanzó a la esquina caliente por toque de sacrificio de Anthonny Bassett y anotó por otro cañonazo del siempre incidente Hansack.

Además: Nicas resurgen en muerte súbita

PICHEO EFECTIVO

El trabajo hecho por la ofensiva no fue más que el merecido respaldo al abridor Keylon Downs y al relevista Kenny Cruz, quienes se combinaron para reducir a solo una carrera al equipo dominicano. Downs, quien había dejado en un hit a Panamá durante 5.2 innings en la primera vuelta, ayer dejó claro que esa actuación no fue una casualidad, pues en cinco episodios completos limitó a solo dos imparables a República Dominicana. Luego apareció Cruz, pícher que en una demostración de dominio mantuvo silenciada a la ofensiva contraria y garantizó el importante triunfo para Nicaragua.