• |
  • |
  • Edición Web

Víctima de un feroz ataque de 10 imparables, entre ellos seis cuadrangulares, la selección Sub-18 de Nicaragua cayó estrepitosamente con pizarra de 12-3 ante Estados Unidos, el equipo al que ningún otro ha podido vencer en el torneo.

De esta forma, los nicaragüenses, que ya habían garantizado su pase a la fase final del Campeonato Panamericano y la clasificación al Mundial del 2019, cierran la segunda vuelta con un récord de dos victorias y tres derrotas.

Este domingo, Nicaragua volverá a la acción a las 9:00 a.m. para enfrentarse a Canadá en el duelo por la medalla de bronce, un reto enorme si se toma en cuenta que en el inicio de la Súper Ronda, en el duelo directo entre ambas novenas, los canadienses se impusieron categóricamente por nocaut de 14-1 en siete entradas completas.

Golpean primero

Tras imponerse ante Venezuela y República Dominicana, los nicas retaron este sábado a los Estados Unidos, el equipo imbatible del evento.

El juego no fue más que la crónica de una muerte anunciada, pues la brava escuadra estadounidense no hizo esperar tanto para demostrar su temible capacidad ofensiva y apenas en la primera entrada se adueñó del marcador para jamás cederlo, así como se esperaba.

Le interesa

Su primer operativo fue rápido y contundente. Carbin Carroll alcanzó la primera por un efectivo toque de sorpresa, luego se robó la intermedia y de inmediato fue remolcado por Riley Greene, quien con un largo batazo de cuatro bases entre el bosque central y el derecho puso el 2-0.

Eso fue nada más el prólogo de lo que al final sería la historia de una victoria más que cómoda para la selección de las barras y las estrellas.

Nicaragua había descontado marcando una en el séptimo y otra en el octavo, con lo que el marcador final fue 12-3.

Tras haber sido estremecido en el arranque del partido, el abridor nicaragüense Haxel Carrasco, un tirador capaz de soltar envíos de hasta 90 y 91 millas por hora, pareció enderezarse y en la segunda entrada retiró sin problemas a los tres bateadores que enfrentó, incluyendo a dos por la vía del ponche.

Esa mejoría mostrada por Carrasco animó a la ofensiva y en la parte alta del tercer capítulo el marcador cambió a un atractivo 2-1, gracias a una base por bolas negociada por el siempre incidente Tristan Hansack, un toque de sacrificio de Felipe Aguilar y un oportuno sencillo al jardín central del bateador designado Rodolfo Bone.

Refuerzan ataque

El acercamiento conseguido por Nicaragua no agradó en nada a los norteamericanos, que respondieron con cuatro anotaciones en el cierre del mismo tercer episodio, en el que Carrasco pagó caro su descontrol, pues tras darle pasaporte gratuito a Dylan Crews y golpear a C.J. Abrams, fue estremecido por tremendos cuadrangulares de Carroll y Greene, quienes reformaron el marcador a 6-1.

Una entrada más tarde, con Pete Crow-Armstrong en circulación por base por bolas, Crews conectó un kilométrico jonrón por el leftfield para ampliar la ventaja de su equipo a 8-1 ante el relevista Yarol Ramírez, quien en la quinta entrada fue víctima de otro bambinazo de Bobby Witt Jr., con el que la pizarra pasó a 9-1.

Los estadounidenses anotaron des veces más en el séptimo gracias a un jonrón de Tyler Callahan con Anthonny Volpe sobre las almohadillas, y cerraron su producción en el octavo gracias a un triple de Carroll que impulsó desde la inicial a Crow-Armstrong.

Antes, Nicaragua había descontado marcando una en el séptimo y otra en el octavo, con lo que el marcador final fue 12-3.

Así que, sumando su actuación en la primera y la segunda vuelta, Nicaragua llegará a la fase final tras haber forjado un récord de cinco victorias y tres derrotas.

Los nicas le ganaron a México, Argentina, Guatemala, Venezuela y República Dominicana; y perdieron ante Panamá, Canadá y Estados Unidos, los otros tres países clasificados al Mundial del 2019.