•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El entusiasmo y la ilusión llegaron de nuevo al Citi Field, donde los Mets de Nueva York presentaron a sus dos nuevos peloteros estelares, el segunda base dominicano Robinson Canó y el cerrador boricua Edin Díaz, que fueron traspasados por los Marineros de Seattle.

“Los Mets y el grupo de dueños, todos tenemos una mentalidad ganadora. Y colectivamente, creemos que todo es posible y que nada es imposible. Es esa convicción que nos trajo a este momento”, declaró el gerente general de los Mets, Brokie Van Wagenen, en la presentación de ambos peloteros el martes.

La adquisición de Díaz y Canó fue el primer movimiento de impacto de Van Wagenene como gerente general del equipo. 

Todos han manifestado su apoyo al fichaje de un cerrador de la talla de Díaz y un All-Star perenne como Canó, que pone de nuevo a los Mets en una mejor posición para competir por los playoffs en el 2019.

Además, Van Wagenen adelantó también que el equipo de los Mets no había cerrado las grandes contrataciones con la llegada de Canó y Díaz.

“Hace unas semanas manifesté que esta organización pretendía ser persistente y sin miedo a la hora de buscar la grandeza”, destacó Van Wagenen. “Este cambio debe ser una señal para nuestros jugadores y nuestros aficionados de que las palabras no definirán esta franquicia”.

Figura

Díaz es considerado el gran premio de este canje. Con apenas 24 años de edad, el derecho con material eléctrico fue el Relevista del Año Mariano Rivera en la Liga Americana en el 2018, encabezando las Grandes Ligas con 57 salvados y terminando con efectividad de 1.96 y 73 ponches en 73 presentaciones y 73.1 entradas. 

En el 2018 Canó se vio limitado a media temporada debido a una suspensión de 80 juegos por dopaje, pero continuó produciendo cuando estuvo en el terreno, bateando .303/.374/.471 con 10 cuadrangulares y 50 carreras producidas en sus 80 partidos como jugador activo.