•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es un hecho que pelear en el extranjero es difícil para cualquier boxeador nicaragüense. Además de ser sometidos a largas horas de vuelo en algunos casos, muchas veces las condiciones que se encuentran son negativas, a eso se le puede sumar que los rivales que tienen enfrente son superiores técnicamente y por si fuese poco, los jueces siempre están a favor del púgil local.

Marvin Solano y Keyvin Lara afrontan compromisos sumamente complicados esta noche. Solano reta al prospecto boricua Jeyvier Cintrón en Puerto Rico, mientras Lara reta a Yanga Sigqibo, en Sudáfrica Intercontinental 115 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Sin fanatismos, en el pronóstico ambos nicas tienen todo en contra. Lo normal sería que regresen con una derrota pero las sorpresas existen en el boxeo.

En el caso de Lara, enfrenta a un boxeador que no pega. Acumula 11 triunfos y una derrota, con solamente tres nocauts. Al chinandegano no le queda de otra más que apostar a lo suyo, ser agresivo, tirar golpes como una locomotora, y en ese afán ver si uno de sus bombazos de poder llega a buen puerto y trastoca al sudafricano.

Respecto a Solano, tiene la facultad de ser un peleador más técnico, ordenado cuando ejecuta combinaciones, el problema con Marvin es que a veces da la impresión de no dar ese paso de agresividad necesario para poner en peligro a sus rivales. El nica es superior al boricua en rounds recorrido, récord y experiencia internacional, no obstante, Cintrón es un tremendo peleador, independientemente de que apenas esté comenzando en su carrera, subirá como favorito.

Ojalá Lara y Solano puedan regresar con victorias. Parece casi imposible, pero los milagros existen.