• |
  • |
  • Edición Impresa

El Barcelona, con el liderato del grupo B de la ‘Champions’ asegurado, recibe hoy al Tottenham en un partido en el que los ingleses siguen luchando por el segundo puesto de la llave.

Los hombres de Mauricio Pochettino ocupan el segundo puesto del grupo empatados a siete puntos con el Inter de Milán que recibirá también hoy al PSV Eindhoven, ya eliminado de Europa.

“Soy optimista y si queremos conseguir algo importante en el Camp Nou deberemos estar muy finos tanto física como tácticamente”, dijo Pochettino en la rueda de prensa previa al partido, consciente de que necesitan hacer, al menos, el mismo resultado que el Inter de Milán para clasificarse.

“El Barcelona es uno de los mejores equipos del mundo. Deberemos ser muy estrictos en todos los sentidos para poder tener opciones ante ellos”, añadió.

El técnico argentino del Tottenham vuelve al Camp Nou, que pisó para enfrentarse al Barsa primero como jugador (1994-2000) y después como técnico (2009-2012) del Español.

Romper racha

Si entonces la lucha era por la Liga, ahora llega en un duelo crucial por pasar a la siguiente fase de la máxima competición europea de clubes, aunque el técnico de los ‘Spurs’ tendrá que lidiar con algunas bajas.

El lateral derecho Kieran Trippier es seria duda por problemas musculares y su sustituto en el puesto, el francés Serge Aurier se tuvo que retirar lesionado en el partido contra el Leicester, por lo que Pochettino podría acabar dando su oportunidad al joven Kyle Walker-Peters.

“Peters tiene la opción de jugar. Estar en un campo difícil como el Camp Nou le va a beneficiar y a hacer más fuerte. Podría rendir si juega mañana (hoy)”, afirmó el técnico de los ‘Spurs’.

Para pasar a la siguiente fase, el Tottenham tendrá que mejorar sus números fuera de casa, donde en ‘Champions’ perdieron en Italia 2-1 y empataron 2-2 en Holanda.

Enfrente estará un Barsa que y a no se juega nada y que en el partido de ida goleó 4-2 a los ingleses en Wembley.

Los azulgranas solo han cedido un empate ante el Inter de Milán en lo que va de Champions, acumulando cuatro victorias en cinco partidos.

Messi, imparable

El Barsa llega además a este encuentro en un gran momento como líder de la Liga española con tres puntos de ventaja sobre Sevilla y Atlético de Madrid.

Sin nada en juego, el técnico Ernesto Valverde admitió que “como estamos clasificados es posible que dé respiro a algunos jugadores”.
Valverde adelantó que “Luis Suárez seguro que no va a jugar” para evitarle disputar dos partidos en tres días cuando todavía arrastra algunas molestias.

Así, delante se perfila el imprescindible Leo Messi, que atraviesa un estupendo momento de forma.

El sábado volvió a lucirse en la goleada 4-0 al Español en Liga con un doblete y una asistencia.

“Tener a Messi con nosotros es una suerte infinita. Desatasca cualquier partido y estamos en una época irrepetible por un futbolista como él”, dijo Valverde tras el partido del sábado.

Sin Suárez, el actual mejor goleador de la ‘Champions’ con 6 goles, los mismos que el polaco del Bayern de Munich Robert Lewandowski, podría estar acompañado por Munir y Valverde podría optar entre Coutinho y Dembélé para completar el ataque azulgrana.

Atlético por el liderato

Por su parte, el Atlético de Madrid visitará hoy al Brujas belga en la sexta y última jornada de la fase de grupos de la ‘Champions’ en busca de una victoria que le asegure el liderato de grupo de cara al sorteo de octavos.

Actual primero del grupo A, el equipo ‘colchonero’ cuenta con dos puntos de ventaja sobre el segundo, el Borussia Dortmund, por lo que una derrota también le dejaría en cabeza, siempre que los alemanes no pasen del empate contra el Mónaco, último clasificado de la llave.

“De cara a salir primero o segundo, nadie tiene la varita mágica para saber qué te puede pasar o qué te puede tocar. Hay que ir por lo mejor. Y lo mejor siempre es ganar”, afirmó el técnico rojiblanco, Diego Simeone, en rueda de prensa.

Tercero en la Liga española a tres puntos del Barsa, que marcha líder, el equipo de Simeone llega en un buen momento de moral, aunque sigue teniendo que lidiar con varias bajas.