• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Hubo un tiempo, en que la exigencia del estatus amateur, era agobiante. No solo se trataba de preservar la integridad de los atletas considerando lo monetario como contaminador, sino de sancionar a quienes mostraran su interés por convertirse en profesionales.

Cuando me iniciaba en la crónica deportiva en 1970, escribí un artículo titulado “El dinero no convierte a un atleta en profesional”, explicando que sin pequeñas ayudas, muchos no podrían sobrevivir, y que el “amateurismo” patrocinado por estado como el de Rusia, la RDA, Cuba y otros países, permitía ser profesional por dedicación.

La mayoría de nuestros atletas además de entrenar entre limitaciones, estudiaban y trabajaban. Calificarlos como profesionales por recibir algún apoyo a cambio de un anuncio en sus camisetas, o calzonetas era injusto.

Recuerdo cuando la famosa nadadora de la RDA, Kornelia Ender, llegó a Montreal 76, confesando que le dedicaba entre 8 y 12 horas diarias a su preparación en diferentes aspectos. ¿Se imaginan ese amateurismo, solo por no recibir una ayuda en efectivo?

Un largo trabajo

Los diferentes reportajes elaborados sobre los medallistas pinoleros en los Juegos Centroamericanos del 2017, mostraban las múltiples dificultades que cada uno de ellos tuvo que superar, para conseguir la proyección requerida en esta región, que competitivamente, es como la cola del mundo…

El presidente del Comité Olímpico, Emmett Lang, ha priorizado en todas sus presencias en congresos internacionales, en conseguir apoyo técnico para el desarrollo de los atletas, además de mejorar en mucho, la asistencia médica, algo que ha facilitado descubrir problemas, sobresaliendo el aspecto dental. Aquello de cuerpo sano para poder progresar, demanda la necesaria atención, y en eso está el CON pinolero…

Durante varios días, los miembros de la comisión de evaluación, cuyos resultados usualmente respalda el CON, se estuvieron reuniendo con federados y los atletas propuestos, revisando incluso el comportamiento fuera del terreno y sus ocupaciones, así como las necesidades que los rodean. Iván García considera que el traba
jo realizado fue muy bueno.

Los competidores

Los once seleccionados para decidir quién fue el mejor, son los siguientes: Ana Vanegas, especialista en remo, ganadora de cinco medallas incluyendo una en los Juegos de Barranquilla, que se extienden al área del Caribe; el estupendo físicoculturista Jorge Callejas, ganador de un Campeonato Panamericano; la pesista Silvia Artola, una de las figuras cumbres en los Centroamericanos de Managua; Elián Martín Ortega, un taekwondista de consistente actuación en cada evento internacional en el que compitió; la lanzadora de jabalina Dalila Rugama, invencible en la región desde hace largo rato; Rubén Alejandro Mora, el formidable jugador de volibol playero; el judoca Luis Enrique Montes; el karateca JoséCarlos Rivas; el ágil y fiero peleador Jerry González, quien conquistó el bronce en los CA y del Caribe de Barranquilla, durante el mes de agosto; el nadador Miguel Ángel Mena; y la jugadora de futbol Betania Aburto. Cada uno de los 10 que escolten al ganador, recibirá mil dólares… Así que la intriga permanecerá hasta
el sábado en el Crowne Plaza.