• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

No ganó el mejor equipo en la final, pero el futbol coronó al más regular de la temporada. El Managua FC derrotó 1-0 al Real Estelí la noche de este sábado en el Estadio Nacional de Futbol, gracias a un gol de Lucas Dos Santos en el minuto 118, cuando corría el segundo tiempo extra del partido de vuelta de la gran final del Apertura de la Liga Primera.

El final menos esperado sucedió. Con el público mordiéndose las uñas en las graderías del coloso capitalino, con un Estelí que había sido superior al Managua FC, una jugada en velocidad en la que se combinaron Edward Morillo y Bryan García, terminó en un gol accidentado de Dos Santos.

García intentó un disparo raso en el área y en la desesperación del defensa Francisco Paz por despejar, estrelló la pelota en la cabeza de un Dos Santos que estaba parado frente al portero, presionando, en busca de provocar precisamente un error y lo consiguió.

Así terminó el drama de un partido del que fue amo y señor el Real Estelí. Pero en el futbol no se gana con posesión de balón ni con llegadas, se triunfa con contundencia y goles. Y fue precisamente lo que le faltó al Real Estelí: contundencia.

Managua FC no conoce de límites en el futbol de Nicaragua. Archivo/END

Al Managua FC le afectó seriamente la baja de Angenor Báez, el pequeño mediocampista, orquestador ofensivo del equipo, enlace perfecto entre los delanteros Edward Morillo y Lucas Dos Santos.

Sin Báez, Dos Santos literalmente fue un fantasma en el encuentro. La única aparición de peligro que tuvo el brasileño fue en el minuto 84, cuando ejecutó un tiro libre que detuvo magistralmente el arquero colombiano Eder Chaux.

Pero el futbol premió el esfuerzo del delantero, si bien es cierto no fue su mejor partido, jamás se cansó de correr, de insistir, de pedir el balón, de intentar crear peligro, de combinar con Morillo.

Al final, Dos Santos se fue a descansar con una sonrisa en el rostro, el trofeo de goleador y el de campeón de Apertura.

Real Estelí se quedó con las manos vacías. Archivo/END

El Real Estelí se queda por tercer torneo corto consecutivo sin conseguir un título.

Increíble, pero cierto, el equipo que ha sido dominador del futbol nacional en los últimos 15 años pasa por una sequía inimaginable.

Por su parte, el Managua FC con la corona sustentó lo que hizo en la temporada, líder del torneo en la etapa regular, llegando a semifinales con 12 victorias consecutivas, sumó anoche su séptimo triunfo seguido en el coloso nacional.