•   Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Real Madrid viajó este domingo a Abu Dabi, donde aterrizó en busca de un tercer título consecutivo en el Mundial de Clubes y de un momento de tranquilidad tras su marcha irregular, que ha disparado el descontento de los hinchas.

"El Real Madrid llegó a Abu Dabi, donde esta semana intentará proclamarse campeón del mundo por séptima vez en su historia", escribió el club blanco en su página web, aludiendo a los tres Mundiales de Clubes y las tres Copas Intercontinentales que el equipo tiene en su palmarés.

 Lea: El Sevilla mete presión al Barcelona

La Copa Intercontinental, que enfrentaba hasta 2004 al campeón de Europa con el de Sudamérica, tiene rango de título mundial desde una decisión de la FIFA en 2017.

Los integrantes del club blanco, que el sábado sufrió para ganar 1-0 al Rayo Vallecano en la 16ª jornada de la Liga española, salió hacia las 10h15 de Madrid (9h15 GMT), desde el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de la capital española, en un avión de la compañía Emirates, que patrocina al equipo.

Viajaron en total 25 futbolistas, a las órdenes del técnico argentino Santiago Solari. Foto: EFE/END

Aterrizó menos de siete horas después en el aeropuerto de Abu Dabi (pasadas las 20h00 locales, 16h00 GMT), desde donde el equipo se dirigió a su hotel de concentración en Al Maryah Island, a 15 kilómetros del Zayed Sports City Stadium, donde el equipo blanco jugará sus dos partidos, el primero de ellos el miércoles en semifinales contra el Kashima Antlers japonés.

Antes de la salida, el plantel posó con el avión A380 decorado especialmente para este viaje del Real Madrid, mientras que Marcelo, Luka Modric, Sergio Ramos, Gareth Bale y Karim Benzema publicaron un 'selfie' en el aeropuerto madrileño.

Viajaron en total 25 futbolistas, a las órdenes del técnico argentino Santiago Solari.

 De interés: Griezmann rescata al Atlético de Madrid en Valladolid

Benzema y Marco Asensio, que terminaron con problemas físicos el partido ante el Rayo, son las principales preocupaciones de cara al debut contra el Kashima y para una eventual final el sábado 22 contra el River Plate argentino o el Al Ain emiratí.

El partido ante el Rayo volvió a evidenciar la falta de contundencia del equipo.

Solari, que era el técnico del filial, llegó al banquillo del Real Madrid tras la destitución de Julen Lopetegui. Foto: EFE/END

"El fútbol es así, cuando no eres contundente en algún momento te toca sufrir", declaró Solari tras la victoria sobre el Rayo en el Santiago Bernabéu.

- Aburrimiento -

Las portadas de la prensa deportiva española de este domingo resumían el sentir general de los aficionados blancos: "El Bernabéu se aburre", titulaba Marca, mientras que su competidor As optaba por un título en la misma línea, "Este Madrid aburre".

También en el Santiago Bernabéu, el equipo había caído 3-0 ante el CSKA de Moscú en la Liga de Campeones, en una derrota sin consecuencias graves porque el Real Madrid estaba ya clasificado para octavos de final, pero que enfadó mucho a su hinchada, que le despidió con abucheos.

 Además: Modric asegura se queda en el Real Madrid hasta cumplir su contrato

En noviembre, el peor resultado había sido una derrota 3-0 en el campo del Eibar, que empañó el aparente buen arranque de la 'era Solari', que había logrado en un principio cambiar el ánimo del equipo.

El resultado en el Mundial de Clubes determinará el tono con el que el Real Madrid empezará el año 2019. Foto: EFE/END

Solari, que era el técnico del filial, llegó al banquillo del Real Madrid tras la destitución de Julen Lopetegui, que tocó fondo con la humillación 5-1 de finales de octubre en el 'Clásico' ante el Barcelona en el Camp Nou.

El resultado en el Mundial de Clubes determinará el tono con el que el Real Madrid empezará el año 2019.