•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hay nada garantizado, aunque sí varias opciones para el lanzador pinolero Erasmo Ramírez, quien busca en el mercado de agentes libres un nuevo equipo para la temporada 2019 de las Grandes Ligas.

La idea que impera en la mente de Erasmo es la de luchar por una nueva oportunidad, sin importar que deba comenzar a escalar desde abajo, mientras valora las oportunidades que hasta el momento tocan a su puerta.

“Por el momento no tengo nada garantizado, pero sí gracias a Dios tengo algunas opciones con los Medias Rojas de Boston, Medias Blancas de Chicago y Cachorros de Chicago. En el caso de los Medias Blancas y Boston me dieron sus opciones pero son para Ligas Menores, y si hago las cosas bien voy a subir a Grandes Ligas. Todavía estoy esperando qué opciones me ofrecen los Cachorros”, explicó Erasmo vía redes sociales.

“También tuve pláticas con Texas y Tampa pero no se llegó a nada. Al final de cuentas quien me dé la oportunidad la voy aprovechar y si me toca ir a las Ligas Menores, lo haré, iré a batallar y a demostrar que estoy sano. Con el favor de Dios sé que todo saldrá bien”, apuntó el pinolero.

“Estoy sano”

Erasmo viene de una temporada en el 2018 con los Marineros de Seattle, en que las lesiones lo mantuvieron fuera de circulación por buen rato. Cuando tuvo oportunidad de lanzar sus números tampoco fueron consistentes al registrar dos victorias con cuatro derrotas y 6.50 de efectividad en diez aperturas.

“Solo me queda esperar, si Dios quiere antes del 24 de diciembre ya voy a tener definido si tomo la opción de ir a Ligas Menores o si sale algo de quedarme con algún equipo en Grandes Ligas. Gracias a Dios estoy sano, lo que importa es seguir así y entrenando fuerte. Lo principal que busco este año es la oportunidad de lanzar, no estoy tan enfocado en el salario que me puedan ofrecer”, explicó el pinolero.