•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras los Indios del Bóer (9-5) y los Leones de León (8-6) sostienen una brava lucha por la cima de la Liga Profesional y los Tigres de Chinandega (6-8) se aferran al tercer lugar pese al acoso de los Gigantes de Rivas (5-9), en el duelo de lideratos individuales Isaac Benard, Javier Robles y Jilton Calderón libran una seria y prolongada batalla por el liderato de bateo. 

Robles está empeñado en retener el título de mejor artillero conquistado el año pasado en la edición XIII de la Liga Profesional, y para ello está enfocándose al máximo en cada turno al bate con los Indios del Bóer. Durante el inicio de la temporada estuvo encabezando el departamento de los mejores en average ofensivo, pero un par de malas noches lo hicieron caer al segundo puesto y a la jornada de hoy entrará ubicado en la tercera plaza, presentando un promedio de .383 por 23 imparables en 60 visitas al pentágono.

Delante de él está Jilton, el artillero de Carazo que en los últimos años ha sido uno de los mejores del país. Calderón, también del Bóer, ha ligado 22 cañonazos en 56 viajes al plato para promediar 393 puntos. Este registro es superado únicamente por el .400 de Isaac Benard, quien suma 20 hits en 50 turnos al bate con los Gigantes de Rivas en su primera temporada en el beisbol profesional nicaragüense. 

Otros lideratos

No hay entre el resto de bateadores del campeonato quien haya conectado más incogibles que los que han conseguido estos tres jugadores. Asimismo, Jilton es líder en carreras impulsadas con 18, por encima de Juan Silverio (Bóer-15) y Robles (14); quien es segundo en carreras anotadas con 14, seguido por Benard (10) y solo por detrás de Silverio (17 CA), cuya cifra de cinco jonrones es la máxima tras haberse jugado 14 partidos.  

En bases robadas los líderes son Janior Montes (Bóer) y Bismarck Rivera, ambos con tres estafas. En el caso de Rivera, sus tres robos de almohadilla fueron en un mismo juego, el que perdieron los Indios contra los Gigantes, el pasado domingo en Rivas. Esta actuación le permitió al veloz jugador capitalino empatar el récord de más bases robadas en un juego de la Liga Profesional, en mano de Jimmy Mojica (León 2012) y Agustín Séptimo (Tigres 2014), según los registros estadísticos compartidos por la LBPN. 

En materia de picheo

El tirador más efectivo de la Liga Profesional es el costeño Wilfredo Pinner, quien con el uniforme de los Gigantes de Rivas lanza para 1.32 por admitir solo dos carreras limpias en 13.2 episodios lanzados. Debajo de él aparecen Ronald Medrano de León con una efectividad de 1.59 (3CL-17INN), y Gustavo Martínez del Rivas con un promedio de carreras limpias permitidas de 1.72, producto de consentir tres anotaciones en 15.2 entradas lanzadas.

En triunfos conseguidos el mejor es el tirador del Bóer Manauris Báez, cuyo récord de 3-0 está por encima del 2-0 que registran Jorge Bucardo (Bóer), Ronald Medrano (LEÓN) y Willy Paredes (LEÓN). De igual forma, en ponches propinados la cifra más alta le pertenece al pistolero de León Luis Mateo, quien ha fusilado a 21 rivales, tres más que Manuel Soliman (Bóer) y cinco más que Wander Beras (Rivas).

El departamento de Juegos salvados tiene a tres pistoleros con la misma cifra: Vicente Padilla, Wilber Bucardo y Jesús Garrido, todos con tres rescates.