• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las últimas cuatro jornadas de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN) se perfilan muy disputadas y hasta cierto punto dramáticas, con los cuatro equipos lanzados a despejar las dos incógnitas planteadas desde el primer juego del campeonato: ¿Quién será el finalista directo y quiénes los dos que en una serie de vida o muerte buscarán el otro boleto a la final? Los Leones de León (12-8), ubicados en la primera plaza, no pueden confiarse ante el acoso de los Indios del Bóer (10-10) y los Tigres de Chinandega (10-10), dos equipos que deben andar con cuidado para evitar ser sorprendidos por los Gigantes de Rivas (8-12), hasta ahora candidatos a quedarse fuera en la primera ronda.

La consistencia mostrada por León, manteniéndose ya por largo rato en la cima, obliga a considerar que el equipo de Sandor Guido puede ser el primer clasificado a la final. La solidez de su picheo tan bien manejado por Vicente Padilla y su bateo funcionando de tal forma que presenta un alto grado de solvencia, lo han convertido en el rival a vencer. Una victoria hoy ante Chinandega y una derrota de Rivas frente al Bóer los clasificaría a la siguiente fase, con mayores posibilidades de mantenerse en la primera plaza hasta la última jornada. Esos dos partidos de ventaja sobre Indios y Tigres representan un gran argumento a favor de los melenudos, que obviamente no pueden confiarse, sobre todo en esta Liga en la que bien puede aplicarse el dicho de “el que parpadea pierde”.

Sin margen de error

Los Tigres de Chinandega han sabido de penas y glorias en esta Liga Profesional, y aunque llegan a la jornada de hoy empatados en el segundo lugar con el Bóer, sus esfuerzos han estado más orientados a disputar el tercer lugar con los Gigantes, no precisamente porque se hayan resignado clasificar como segundos o terceros, sino porque eso es lo que les ha permitido su irregular rendimiento. El récord de 10-10, que fue negativo por buen tiempo, habla por sí solo de que estos Tigres modelo 2018 no han sido consistentes y eso les ha pasado factura. Es por esto que en su serie contra León, que inicia hoy, y la última de la ronda regular contra el Bóer, no pueden darse el lujo de cometer los mismos errores que hasta ahora los ha mantenido más cerca del fondo que de la cima. Será clave que el bateo se muestre agresivo con mayor frecuencia en respaldo de un picheo que debe agigantarse ante el reto de ahora.

Por su parte, los Indios del Bóer necesitan con urgencia recobrar el brillo que los mantuvo en el primer lugar durante el inicio de la campaña. La agresividad de su ofensiva y la serenidad de su picheo deben volver a su estado primero, en busca de evitar mayores sufrimientos en el cierre de la etapa regular. No puede la tropa de Julio Sánchez darse nuevamente el “lujo” de perder un partido que tenía en el bolsillo, como el del pasado viernes ante León. Si hay un equipo que puede cerrar verdaderamente fuerte es el Bóer, pues tiene el picheo y la ofensiva requeridos para hacerlo.

Ganar sí o sí

El contexto de mayor adversidad es el que rodea a los Gigantes de Rivas, equipo que ha hecho morada en el último puesto de la clasificación. No están descartados, pues son dos los juegos que los separan del Bóer y Chinandega, sin embargo, su incapacidad para mostrar una versión mejorada impide que se les pueda considerar como protagonistas de un resurgimiento fuera de serie. Tan complicado es su pase a la siguiente fase, que están obligados a registrar un récord impecable en sus últimas series contra el Bóer y León, dos rivales más que peligrosos. ¿Podrán sobrevivir los Gigantes? Solamente si logran meterse en otra racha de victorias como la que recientemente los había impulsado a la tercera plaza, pero esto es poco probable.