• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los gimnasios de competencia están ahora en silencio, esperando el amanecer de un nuevo año para volver a vibrar con las actuaciones de los atletas nacionales, aunque en sus paredes resuenan como ecos esas presentaciones que de una forma u otra nos llenaron de gozo, en un año en el que la esperanza se vio golpeada por la crisis sociopolítica que afectó el curso de la vida en Nicaragua.

Como todos los años se siguen dando esas presentaciones de coraje desmedido de los atletas nacionales, que contra toda posibilidad alcanzan medallas en eventos internacionales fuera de nuestro nivel, o que se sacrifican casi todos los días de manera religiosa en los entrenamientos, sin importar que su meta más cercana sea una marca nacional.

Nuestro evento multideportivo principal del año fue el de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados del 19 de julio al 3 de agosto en Barranquilla, Colombia. Nicaragua asistió a la cita con un grupo de atletas mermados en su preparación por la situación que para esas fechas envolvía al país, poniendo incluso en tela de duda la participación pinolera.

La incansable Dalila Rugama. Carlos Montealto/END

Al final, la modesta delegación de 219 atletas cosechó nueve medallas de bronce, varias de ellas como las de Ana Vanegas y Evidelia González en remo y Elián Ortega en la modalidad de poomsae en taekwondo, sirvieron para consolidar un año de éxitos para estos atletas. Nicaragua además alcanzó cuatro medallas de bronce en boxeo, una en judo, otra en karate y una más en poomsae por equipos.

El remo se proyecta

Al alzar las velas y dejar que el viento de los recuerdos impulse la nave, no se puede dejar de ver lo hecho por el remo pinolero. No es solo la distinción de Ana Vanegas como la máxima exponente en la Gala Olímpica, también es el trabajo de la Federación Nicaragüense de Remo (Feniremo), que encabeza Gerardo Álvarez, quien llevó un deporte casi desconocido al pináculo del reconocimiento a nivel nacional.

Tras lo mostrado en los Juegos Centroamericanos de Managua 2017, evento que por primera vez en su historia Nicaragua se queda con el primer lugar por equipo con cinco de oro, cuatro de plata y una de bronce, este deporte siguió navegando por las aguas del éxito en Barranquilla, donde Ana Vanegas y Evidelia González consiguieron medalla de bronce en la modalidad de dos remos largos.

Rubén Mora y Danny López de voleibol de playa. Cortesía/END

Aunque el remo no figuró dentro de los deportes y atletas galardonados en las elecciones de la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN), no se puede negar el impacto que tuvo como generador de ilusiones, si se toma en cuenta el humilde origen de casi todos los miembros de su selección, salidos de las Isletas de Granada.

Ana y Evidelia estarán en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, buscando como generar más ilusiones, aunque el camino de Ana se extenderá hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por medio de un boleto por invitación, según confirmó el presidente de Feniremo.

El impacto de Elián

Barranquilla de igual forma consagró a Elián Ortega, galardonado como el Mejor Atleta Amateur en las elecciones de la ACDN.

Elián confirmó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, la calidad que había mostrado desde su brillante presentación en Managua 2017. El joven exponente del taekwondo pinolero impactó en la modalidad de poomsae (formas), en varios topes internacionales de alto nivel, en Estados Unidos y Centroamérica, pero su bronce en Barranquilla, lo catapultó a la cima del deporte aficionado pinolero.

Su cosecha incluye además medallas de oro en Open de Taekwondo en Costa Rica y Honduras y en la Copa Presidente, celebrada en Las Vegas, Estados Unidos.

La Federación de Taekwondo de Nicaragua (Fetanic), le ha puesto especial énfasis a la modalidad de poomsae, la que podría seguir sorprendiendo si se logra clasificar a Lima 2019 y porque no, apostar por estar en Tokio 2020.

Dalila no se retira

Una de las atletas que merece todo un capítulo propio es Dalila Rugama. Con una larga y brillante trayectoria, esta atleta dejó entrever este año que el retiró estaba cerca, aunque sus presentaciones en diferentes eventos decían lo contrario.

Dalila fue capaz de hacer una pausa en el lanzamiento de jabalina, para incursionar con fuerza en el impulso de la bala, modalidad en la que implantó una nueva marca nacional con 13.01, dejando atrás un registro que tenía 29 años de estar en pie de 12.92.

La atleta conquistó su medalla de oro número 15 en la jabalina en diferentes presentaciones en Campeonatos Centroamericanos de Atletismo categoría Mayor, al dominar la cita celebrada este año en Guatemala con 47.93 metros, mientras que en Barranquilla, se proyectó un sobresaliente cuarto lugar con 50.30.

Elián Ortega impactó en la modalidad de poomsae.

Aunque su cuerpo reciente más lo duro de los entrenamientos, Dalila parece dispuesta a seguir alargando su ya legendaria carrera. Lima 2019 podría ser su despedida.

La magia de Sheyla

Sheyla Flores no para de hacer magia con el balón de futbol. Cada año esta jugadora reclama un papel protagónico, sin importar el equipo con el que milite, o el evento en el que participe. Esa es Sheyla, una jugadora que no para de crecer.

Su firma con el Alianza Woman de la máxima categoría del futbol femenino de El Salvador, fue una noticia alentadora y de inmediato la goleadora pinolera demostró que estaba lista para brillar fuera de las fronteras nacionales.

Sheyla está de frente a conseguir el liderato de goles en el futbol femenino de El Salvador, gracias a un ritmo implacable ante sus rivales, llegando incluso a registrar jornada de hasta siete anotaciones en un partido.

Con la camisa de la Selección Nacional de Futbol, Sheyla ha demostrado ser pieza clave, sin importar la posición donde requieran de su carácter y fuerza. Debido a ese carácter como jugadora, en Barranquilla fue colocada como defensa pese a que su posición habitual es como delantera.

Trabajo distinguido

No se podría dejar por fuera al revivir los momentos más notorios del 2018 a Sayra Laguna, quien en sambo impactó con una medalla de oro en el Campeonato Panamericano de dicha deporte celebrado en Acapulco, México.

Pero eso no fue todo, ya que Sayra se convirtió en la primera atleta centroamericana que llega al primer lugar en el ranking mundial en la división de los 60 kilogramos, en la clasificación de la Federación Internacional de Sambo.

Sayra cerró el año con una presentación en el Mundial de Sambo en Bucarest, Rumania, donde perdió por pasividad ante una atleta de Francia, tras terminar empatadas en el tiempo reglamentario del combate.

Vale también reconocer lo mostrado por Jorge Callejas en el fisicoculturismo. Por algo ocupó el segundo lugar en el ranking de los diez mejores en la Gala Olímpica, y no es solo por lo que hizo en el año, sino por lo que promete Callejas, quien tiene boleto seguro para Lima 2019 con grandes posibilidades de medalla.

Otro que no se puede quedar por fuera dado el nivel que ha alcanzado es Luis Montes, de judo. Montes perdió por punto de oro en su único choque en el Mundial de este deporte en 2017, y en el 2018 capitalizó una medalla de bronce en Barranquilla.

De igual forma, el voleibol de playa pinolero, sobre todo en la rama masculina con Rubén Mora y Danny López, se ha consolidado la cima en Centroamérica.

Danny y Rubén alcanzaron medalla de oro en el Campeonato Centroamericano de Voleibol de Playa, además ocuparon el quinto lugar entre 24 parejas en Barranquilla, junto a varias participaciones alentadoras en el Tour de la Norceca, evento que los mantiene en el ranking de las diez mejores parejas, sitios que dan boleto para estar en Lima 2019.

Otro momento para celebrar fue el triunfo del Real Estelí en la Copa Centroamericana de Equipos Campeones de Baloncesto, cita que los norteños ganaron invictos, para conseguir el boleto a la Liga de las Américas. La oportunidad de ver al Estelí coronarse en casa en el Polideportivo Alexis Argüello fue un momento que vale la pena recordar.

Aunque con los tiempos difíciles que han envuelto a Nicaragua a lo largo de este año, hubo atletas que no bajaron la guardia y aunque los triunfos no sabían igual de dulces, se celebran y se guardan a la espera de más en el 2019.