• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

Con su bateo respondiendo bravamente a las exigencias y su picheo haciendo los ajustes necesarios para evitar una rebelión mayor de sus adversarios, los Indios del Bóer doblegaron 7-4 a los Tigres de Chinandega este sábado en el estadio Efraín Tijerino Mazariego, mejorando su récord a 12 victorias con 12 derrotas y quedarse así con el primer boleto a semifinales, etapa en la que se medirán a quien resulte ganador del duelo de desempate entre los Gigantes de Rivas (11-13) y los Tigres de Chinandega (11-13).

En el juego de anoche, en el que chinandeganos y capitalinos se jugaban el pase a la semifinal y evitar un partido extra, los Indios del Bóer pegaron primero por medio de un jonrón de Maikel Cáseres, quien conectó con furia el primer lanzamiento que hiciera en el partido el abridor de Chinandega Marcos Frías.

Sin embargo, en el propio cierre de la primera entrada, Edgar Montiel le dio vuelta a la pizarra con un cuadrangular de dos carreras ante el abridor de los Indios Manuel Soliman.

En la tercera vuelta, un error del tercera base Juan Carlos González dejando pasar entre sus piernas un batazo conectado por Javier Robles, propició las carreras dos y tres de los Indios, que de inmediato ampliarían su ventaja a 4-2 gracias a un sencillo remolcador del siempre incidente Jilton Calderón.

FEROZ INTERCAMBIO DE GOLPES

En ese mismo inning, el estadounidense Grant Heyman, quien llegó a Nicaragua con la etiqueta de gran jonronero y remolcador de carreras, acercó a los chinandeganos 4-3 con un tremendo vuelacerca entre el jardín izquierdo y el central.

El equipo de Bóer en otro partido de la temporada.

La respuesta de los Indios llegó en el quinto capítulo, cuando produjeron par de anotaciones como resultado de un jonrón de Javier Robles y un hit productivo del bateador emergente Ronald Garth. Un episodio más tarde, el Bóer anotaría su séptima y última carrera.

Sin embargo, fueron los Tigres los encargados de establecer el marcador definitivo, pues en el octavo intentaron cambiar la historia del partido, pero su rebelión solo les permitió anotar una vez más y establecer así el 7-4 final.

La victoria fue para el relevista Osman Manzanarez, el salvamento para Randy Pondler y la derrota para Marcos Frías.

GIGANTES DOBLEGAN A LEÓN

En el estadio Yamil Ríos Ugarte, los Gigantes de Rivas, urgidos de ganar para forzar un juego extra, doblegaron 6-2 a los Leones de León, que por estar ya clasificados le dieron descanso a varios de sus peloteros claves. Ganó Berman Espinoza en función de relevo y perdió Goffry Bennett.

El triunfo les permitió a los rivenses empatar con los Tigres de Chinandega en la tercera plaza, y por consiguiente forzar un juego extra para definir quién será el rival de los Indios del Bóer en la gran final.

El duelo iniciará a las 4:00 p.m. de hoy y será en Rivas, pues al quedar empatada 4-4 la serie entre ambos equipos, el siguiente criterio para asignar la sede era la cantidad de carreras anotadas en los enfrentamientos directos, y los Gigantes se impusieron al registrar 36 anotaciones, una más que los Tigres (35).