•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lenín Picota es el culpable de que los Tigres de Chinandega estén en las semifinales de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). El mánager panameño consiguió el milagro, Chinandega derrotó 5-3 a los Gigantes de Rivas en el partido de vida o muerte, consumando el fracaso de una franquicia construida con los peloteros más reputados para ser campeones, pero esta vez dirigidos por un mánager novel como Carlos Sosa, el principal señalado del hundimiento de los sureños.

Chinandega ganó anoche en Rivas por una gran dirigencia de Picota, la excelente solvencia de sus lanzadores en trayectos cortos y el bateo oportuno del estadounidense Grant Heyman, remolcador de dos carreras y del joven Norlando Valle, quien de igual forma empujó dos de las cinco anotaciones felinas en el estadio Yamil Ríos Ugarte, silenciado al caer el telón.

 Bóer clasifica a semifinales de la Liga Profesional, Chinandega y Rivas a juego extra

Fue un partido en el que Chinandega fácilmente pudo ganar por un margen mayor de cinco carrera; sin embargo, la ausencia de bateadores experimentados es muy tangible en momentos cumbres. Por ejemplo, el joven William Rayo se ponchó tres veces con las bases llenas, dejando a nueve hombres en circulación en todo el desafío. 

Los Tigres se quedaron con el tercer lugar.

De hecho, en el propio primer episodio, Chinandega pudo tomar ventaja de dos carreras, no obstante, Edgar Montiel no pudo conectar un hit con dos abordo, y en esa misma entrada, Rayo desaprovechó la primera oportunidad grande, dejando los costales repletos. En la apertura de la segunda entrada ocurrió una situación similar, esta vez fue Marvin Martínez el que falló con hombres en segunda y tercera base. En ese momento el pistolero Alain Tamayo, debió estar en las duchas.

Pero la misericordia chinandegana se acabó en la parte alta del tercer inning. Escogencia de Juan Carlos González, permitió la primera anotación de Chinandega en los pies de Heyman. Los Tigres fueron por más y con un triple de Valle ante los envíos del relevista Jefri Hernández, aumentaron la ventaja 3-0, anotando González y Edgar Montiel, previamente embasado por un boleto. Tamayo se fue explotado sin sacar outs, permitiendo hit de Heyman y dándole base por bola a Montiel. Entró Hernández solo a soportar el batazo de Valle.  

¡Espinoza, salvador!

En el cierre del tercer episodio, sucedió uno de los momentos claves del partido. Rivas llenó las bases. Con dos outs, tomó turno Yosmany Guerra, quien conectó una línea sólida que parecía se iba a internar en la pradera derecha, no obstante, apareció Aldo Espinoza como un gato, se tiró por la pelota, la atrapó, tiró a primera y mantuvo el 3-0 en ese momento. El serpentinero Nelson León celebraba la gran jugada del antesalista. 

Chinandega continuó con su producción en la apertura del cuarto. Marvin Martínez se embasó por error del short Guerra, anotando gracias al doble remolcador de Heyman por el jardín central. Ya ganaba 4-0. Pero en el cuarto episodio, a Nelson León se le acabó la gracia en el montículo, un lanzamiento en recta se quedó en el centro y Wuilliam Vásquez haciendo alarde de su poder, conectó un batazo a la banda contraria, depositando la pelota detrás de la barda del jardín izquierdo. El jonrón solitario de Vásquez explotó a León y puso el desafío 4-1. 

 Definidos los choques de semifinales del Campeonato Juvenil Triple A

En la sexta entrada, Chinandega anotó su quinta y última carrera. Pinner dio base por bolas a Ismael Munguía, aceptando imparables consecutivos de Martínez y el empujador de Heyman, aumentando la ventaja 5-1. Se fue Pinner y entró al relevó el zurdo Carlos Teller, quien no permitió más libertades en los siguientes tres innings. 

En la sexta entrada, Chinandega anotó su quinta y última carrera. Pinner dio base por bolas a Ismael Munguía, aceptando imparables consecutivos de Martínez y el empujador de Heyman, aumentando la ventaja 5-1.

Llegó el séptimo inning, el famoso inning de la suerte. Chinandega dejó las bases llenas, se poncharon Rayo y Juan Carlos González. En el cierre de la misma entrada, un jonrón de Moisés Flores con Ramón Flores a bordo, disminuyó el marcador 5-3. El batazo se lo conectaron a Junior Téllez que apenas acababa de asumir el montículo en sustitución de Diosmar. Téllez ponchó a Luis Montealto, sacando solamente un out, pues, Picota no la pensó dos veces para traer al zurdo Raúl Ruiz, posible primer abridor de las semifinal contra el Bóer.

Rescate de Bucardo 

Ruiz sacó un out en el séptimo y dos en el octavo inning para darle su espacio al cerrador estrella Wilbert Bucardo, quien dominó a los últimos cuatro bateadores que enfrentó: Darrel Campbell en el octavo y Jimmy González, Moisés Flores, y el emergente Melvin Novoa en el noveno. Cayó el telón, triunfó Diosmar López. Perdió Tamayo. Salvó Bucardo su séptimo juego del año.

 Masaya y León clasifican a semifinales del Campeonato Juvenil Triple A

Por primera vez en 5 años como franquicia, Rivas se queda fuera de al menos una postemporada. Sin duda, el último lugar es un fracaso gigantesco. En la otra acera, Picota hizo un milagro con un club de peloteros jóvenes. Debe ser nombrado el timonel de la temporada, a pesar del gran trabajo de Sandor Guido llevando a León hasta la final de forma directa.