•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 2019 puede ser un año difícil para el boxeo profesional nica. Con Félix “El Gemelo” Alvarado como único campeón mundial, el panorama luce poco alentador, incluso para boxeadores élite, como los excampeones Román “Chocolatito” González y Cristofer “El Látigo” González.

Con Alvarado se puede ser optimista y creer que con un buen manejo pueda terminar el año como campeón. Es más, si en un dado caso al “Gemelo” lo tiraran a la boca de los leones de forma apresurada contra los campeones de otras categorías, Alvarado tiene potencial para competir, unificar y destronar a peleadores como Ángel “Tito” Acosta, rey de la OMB, Hiroto Kyoguchi, recién coronado en la AMB, y el también japonés Ken Shiro del CMB.

Cristofer debe ser paciente 

Perder ante un peleador como el británico Charlie Edwards botó el castillo de Cristofer González. Ahora como excampeón el asunto de volver a tener una oportunidad de título lo más pronto posible dependerá de su apoderado William Ramírez. El problema es que Ramírez es novel en cuanto a conexiones estratégicas, que faciliten combates de esta envergadura y en ese sentido, González está huérfano. 

Edwards como campeón hará una defensa y después tendrá que cumplir una pelea mandatoria posiblemente ante Andrew Selby. Saliendo del compromiso mandatorio, Edwards no estaría en la obligación de enfrentar a González en corto plazo. Es más, puede pasar más de un año, para que “El Látigo” tenga la oportunidad de recuperar ese cetro. En este tipo de situaciones es necesario el impulso de un concertador como Ricardo Rizzo, pero hay una fractura laboral entre Rizzo y Ramírez. 

“Chocolatito” entre dudas

El único peleador que tiene en sus manos disputar título mundial este año cuando lo desee es Román “Chocolatito” González. La jerarquía construida por el cuatro veces campeón mundial a lo largo de su carrera, le permite esa facilidad, el asunto es que hay varias dudas respecto a él, la principal es su estado físico.

Hasta el momento hay poquísima información sobre la recuperación de su rodilla derecha tras someterse a una operación en el menisco en Costa Rica. A lo físico se le puede agregar el factor motivacional. ¿Cuánto fuego le queda al “Chocolatito” para intentar coronarse otra vez? También la inestabilidad de su equipo de trabajo sigue siendo un asunto que no ha podido resolver.

Marcos Caballero es su entrenador, pero vive en Coachella, California. Aquí en Nicaragua, su padre Luis González, no tiene la autoridad para llevar el mando de su hijo en los entrenamientos. El preparador físico Rafael Rojas de Costa Rica, apenas acumula unos meses en el grupo y tampoco está pegado al tetracampeón. Todos esos puntos generan un mar de dudas respecto a Román. 

Se habla de un posible combate de Román contra Khalid Yafai por el título de la AMB, no obstante, eso depende del interés y compromiso que tenga el nica. Incluso, hasta el filipino Donnie Nietes, recién coronado en la OMB y cuatro veces campeón del mundo, le extendió una invitación pública para que peleen por esa corona. 

¿Podrán sorprender?

René “El Gemelo” Alvarado tendrá su primera oportunidad de campeonato mundial ante Alberto Machado, campeón 130 libras de la AMB. La pelea será en junio en el Madison Square Garden de Nueva York, y por razones obvias el nica no es favorito. Pero René se ha acostumbrado a cargar con esa etiqueta de víctima y muchas veces ya demostró convertirse en verdugo, rompiendo pronósticos. 

Alvarado al igual que Cristofer en su momento, tendrá su primer chanche ante un monstruo de la categoría. “El Gemelo” apuesta a una sorpresa. Otros púgiles que podrían tener una oportunidad son Julio Mendoza, quien ocupa el puesto cuatro en el ranking 105 libras de la AMB, Alexander Espinoza o Melvin López en 118 libras, o por qué no imaginar que Alexander “Popeye” Mejía reciba una oportunidad como campeón Fedelatin.

Crecer a nivel local 

Así que será un año complejo para el boxeo nica a nivel internacional. El 2019 debería ser utilizado para buscar el crecimiento a nivel local con peleas atractivas entre los mejores peleadores de nuestro país, independientemente de que estén en los rankings.

Por ejemplo, Pinolero Boxing tiene a Mendoza, bien pueden enfrentarlo con Byron Rojas de Nica Boxing, o el mismo Leyman Benavides en 105 libras. De parte de Marcelo Sánchez, siempre hay disposición de tomar riesgos, el asunto es que muchas veces Nica Boxing protege excesivamente a sus boxeadores, sobre todo si están en el ranking, algo similar a lo que hacía Prodesa en su momento.

Otro combate interesante puede ser el de Melvin López de Nica Boxing contra Alexander Espinoza de Búfalo Boxing. Ambos son ranqueados 118 en la AMB, sería un pleito atractivo. En 140 libras, Julio Laguna de Pinolero Boxing puede enfrentar a Winston Campos. Con ese tipo de pleitos es que se puede recuperar la efervescencia a nivel local, de lo contrario, seguiremos viendo duelos desigualados con púgiles extranjeros mediocres, que vienen a Nicaragua a tirarse en dos rounds y cobrar.