•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lenín Picota, mánager de los Tigres de Chinandega, está preocupado y tiene razones de sobra. Al margen de que su equipo esté 0-1 en desventaja contra el Bóer en las semifinales de la liga profesional, su estrés se debe a que el picheo, parte fundamental para que estuviese en playoff se le desplomó contra el Bóer en el primer juego, echando a perder una ventaja de seis carreras en el arranque de juego, y aceptando 16 anotaciones, incluyendo tres jonrones conectados por Elmer Reyes, Juan Silverio y Juan Carlos Urbina.

 Bóer triunfa en festival de bateo

Probablemente Picota hubiese querido que hoy lanzara Carlos Teller contra el Bóer en el segundo juego de las semifinales de la liga profesional. El problema es que el refuerzo de Rivas ha tenido mucho trabajo (14.1 innings) en la última semana, su brazo necesita un poco más de descanso y el sábado será el tercer abridor de la serie en Managua.

 El Bóer destruyó al picheo chinandegano en el primer juego.

Así que la responsabilidad de empatar la serie caerá en otro zurdo, el venezolano Raúl Ruiz, un hombre con muchísima experiencia en esta instancias, pero que esta temporada sufrió ante el Bóer. 

Ruiz, un desastre 

Curiosamente Ruiz tuvo su primera apertura contra el Bóer el 5 de diciembre contra el que hoy será su rival, el zurdo Leonardo Crawford. El desafío celebrado en el Estadio Efraín Tijerino Mazariego fue un desastre para ambos abridores.

El Bóer ganó 12-4, conectándole cinco hits, y anotándole seis carreras a Ruiz en apenas 1.1 innings. Raúl cargó con la derrota, mientras Leonardo salió sin decisión porque apenas pudo mantenerse 3.1 entradas en la colina, aceptando un jonrón y tres carreras.

 Bóer, obligado a ser finalista

Nueve días después, específicamente el 14 de diciembre en el Estadio Nacional Dennis Martínez, Ruiz volvió a perder contra el Bóer que triunfó 9-1 con una soberbia actuación de Manauris Báez.

 El Bóer destruyó al picheo chinandegano en el primer juego.

El venezolano permitió ocho hits y cuatro carreras en 5.1 innings. En general, los números de Ruiz son desastrosos contra el Bóer, en 6.2 episodios le conectan 13 imparables, y acepta 10 carreras, para un efectividad de 13.51. 

Por otra parte, aunque Crawford no haya tenido una brillante temporada, recientemente derrotó a los Tigres. El 28 de diciembre, el zurdo se apuntó el triunfo 4-1 con una labor de 5.1 innings, permitiendo solamente una carrera producto de un jonrón de William Rayo.

 Sandor Guido: “Siempre he sido un ganador”

Después le entregó el montículo a Jorge Bucardo quien se adjudicó juego salvado. Si Crawford le garantiza cinco entradas sólidas a Julio Sánchez, lo demás será trabajo de los relevistas.

 El Bóer destruyó al picheo chinandegano en el primer juego.

Berman Espinoza, refuerzo proveniente de los Gigantes, puede tener algunos innings hoy o asumir un relevo largo en caso de que Leonardo naufrague en el inicio de juego, al igual que sucedió con Manauris Báez.

Cambios en el Bóer

En la alineación del Bóer habrá dos cambios en el line-up. El primero es el de Jordan Pavón por el lesionado Javier Robles en los jardines, ocupando el quinto puesto en el orden ofensivo, mientras el segundo cambio será el de Juan Carlos Urbina por Bismarck Rivera en el noveno bate. Urbina tuvo una noche fantástica entrando como emergente en el primer partido, conectando un jonrón con dos abordo, finalizando la jornada con cinco carreras impulsadas.